1821: 200 años después

*Por Oscar-René Vargas / 15 de septiembre de 2021.

1.        En la historia política de Nicaragua los gobiernos autoritarios y las dictaduras han sido la regla y no la excepción.

2.        La burguesía no tiene ningún credo democrático. Nuestras clases dominantes jamás han cultivado virtudes democráticas y se alienaron invariablemente a los criterios de los “partidos del orden”. En consecuencia, Nicaragua se plasmó como una república carente de gobernantes democráticos.

3.        El autoritarismo tiene una vocación de solucionar los conflictos sociales cotidianos por la vía de la represión policial, la reciente represión, 2018-2021, es una prueba incuestionable.

4.        También utiliza el uso de las leyes y los procedimientos jurídicos como arma política para perseguir y destruir al adversario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *