2021 fue un año funesto para la prensa independiente en Nicaragua, según reporte

El hostigamiento contra los periodistas independientes en Nicaragua se intensificó en el 2021, según un informe titulado “Situación de la libertad de prensa en Nicaragua para el año 2021” que fue presentado el jueves por la organización Voces del Sur.

En un año electoral con los principales candidatos de la oposición encarcelados, hubo 702 incidentes contra el periodismo independiente, casi el doble de la cifra reportada en 2020, según el informe.

En 2020 se habían registrado 360 incidentes contra la prensa. La cantidad de sucesos contra la prensa en 2021 se acercó a la reportado en 2018, cuando se contabilizaron 712 incidentes que impactaron negativamente al periodismo independiente en el país centroamericano.

Guillermo Medrano, el investigador de Voces del Sur que presentó el informe, destacó que no se espera que estas cifras vayan a disminuir.

De estos incidentes, 302 corresponden al uso abusivo del poder estatal (como confiscación de documentos de identidad), 291 suponen agresiones y ataques contra periodistas, 52 fueron casos de proceso judicial, 19 de restricción al acceso a la información, 18 de discursos de odio y 16 de detención arbitraria.

El informe contabiliza 171 víctimas naturales de estas violaciones, y aunque el número es menor que en años anteriores, cabe destacar que las agresiones y abusos recayeron de manera constante en las mismas personas.

Entre agosto y diciembre se dio un repunte de los casos, coincidiendo con el allanamiento y cierre forzoso del diario La Prensa. El año pasado también fueron víctimas de confiscación otros medios de comunicación: Confidencial y 100% Noticias vieron sus instalaciones y bienes inmuebles ilegalmente transferidos al Ministerio de Salud en febrero.

Medrano resaltó el caso de la periodista Kalúa Salazar de Radio La Costeñísima, quien habría sido objeto de 38 agresiones, por lo que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió medidas cautelares a favor de ella y su familia.

La escritora nicaragüense Gioconda Belli, quien participó de la presentación del informe, señaló que la represión ha alcanzado a quienes utilizan sus talentos artísticos, como su colega escritor Sergio Ramírez, quien es buscado por la Justicia del presidente Daniel Ortega por supuestamente “incitar al odio y la violencia” en su obra literaria más reciente “Tongolele no sabía bailar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.