A propósito de los que ofrecen pactar y negociar con la dictadura

*Por Dr. Danilo Martínez R.

A lo largo de su historia, Nicaragua ha tenido solo tres opciones frente a los Tiranos que la han gobernado:

1.- Conspirar en una rebelión para derrocarla.

2. Resignarse a sufrir las consecuencias de las Dictaduras: exilio, cárcel, muerte, confiscación, tortura).

3.  Negociar un pacto con quien detenta el poder (convivir con los asesinos). Esta es la opción que nos ofrecen los débiles, cobardes y traidores.

Por supuesto que es legítimo y hasta un deber patriótico, luchar por la libertad y la democracia.

El problema de las rebeliones hasta hoy ha sido, que quienes han quitado a los Tiranos se han convertido en copia al carbón del derrocado, y a veces en su peor versión.

La futura rebelión popular, y la caída de la dictadura Ortega Murillo, no deben evolucionar en la imposición de otro proyecto ideológico de los extremos. Sino que esta debe ser la oportunidad para construir una verdadera democracia, donde las normales contradicciones del desarrollo social y político, se resuelvan a través de cauces cívicos y de los instrumentos de la democracia.

La rebelión que triunfe sobre esta dictadura «cristiana» socialista y «solidaria» debe parir únicamente a una sociedad democrática donde podamos coexistir todas las expresiones políticas, menos las que han construido dictaduras en nuestro país.

San José, Costa Rica

12 de mayo 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.