A propósito de “presos golpistas, terroristas y traidores a la patria”

Todos los epítetos antes señalados están fuera del contexto de un periodismo ético, pero los mequetrefes plumíferos de la dictadura Orteguista creen que con esos calificativos en sus medios televisivos y radiales que monopoliza deja mucho que desear. Para ellos es su panacea 

 El periodismo oficialista –audiovisual –si se les puede llamar así ha decaído espectacularmente en lo moral y vulgar.  En los últimos 15 años el periodismo oficialista ha decaído espectacularmente debido a que no vigilan su lenguaje.

Se ha comprobado que entre los comunicadores del régimen carecen de comedimiento y sentido de ética. Por todo lo anterior, me parece que fue pavoroso ver las vulgares expresiones proferidas contra algunos de los principales presos políticos presentados este martes 30 de agosto en los juzgados de Managua ayer.

Es necesario hacer un tiempo retrospectivo, cuando en las cárceles de la dictadura de Anastasio Somoza, albergaban cientos de opositores y guerrilleros entre ellos ,José Daniel Ortega Saavedra, el preso 198.  Paradójicamente, Ortega quien luchaba contra la feroz dictadura de Somoza, hoy el pueblo opositor libra una lucha contra la dictadura del siglo 21.

Recuerdo fielmente y sin lugar a equivocarme que a José Daniel ortega Saavedra lo presentaban como “Castro Sandino comunista” pero no traidor a la patria, y golpista” y otras cuántas locuritas como suelen titular los plumíferos Ortega y Murillo.

Partiendo como base, ellos -los medios oficiosos-, justifican su locura solo para sentirse bien con sus amos, principalmente con la TIRÁNICA editora que a diario aparece todos los días en el oficialista canal 4 . Es la única hebra que tiene la dictadura.

 Lamentablemente las relaciones entre la prensa democrático independiente a lo largo de estos 15 años han sido tensas contra el periodismo doctrinal, llámese orteguismo. Estos últimos Tienen la habilidad para ofender.

La inacción del régimen está a la vista con respecto de cómo moderar el lenguaje soez y vulgar en sus medios-obviamente no está a la vuelta de la esquina- es como pedirle peras al olmo y lamentablemente esa es la realidad, se ha perdido la esencia.

El fin justifica los Medios

David Pérez

Especial para la Mesa Redonda   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.