Abogados denuncian desabastecimiento del papel sellado y timbres de ley

Desde el año pasado existe en el país el desabastecimiento del papel sellado utilizado para protocolos y testimonios, y timbres de ley que son obligatorios en determinados actos jurídicos, así lo denunciaron abogados, quienes este viernes entregaron una carta en la Dirección General de Ingresos (DGI), que es la institución encargada en la distribución de estos productos.


La abogada y notaria pública Martha Patricia Molina, señaló a La Mesa Redonda que, para poder adquirir el papel sellado y timbres, los abogados tienen que hacer largas filas, y en el peor de los casos al ser atendidos les dicen que no hay.


«Cuando nosotros nos dirigimos a la DGI que es la institución encargada de proporcionar la venta de este papel sellado nos encontramos que está totalmente desabastecido, que no existe. Y por eso es que nosotros estamos haciendo unas largas filas en la DGI, y a veces cuando llegamos nos dicen que no hay», dijo la abogada.

https://www.facebook.com/LaMesaRedondaNicaragua/videos/508567686517267/


A esto se le suma, a que la DGI a partir de octubre del año pasado aumentó el precio de la hoja de papel sellado, a C$10 córdobas el de protocolo, y a C$15 el de testimonio; y los timbres a C$70.


Para Molina, esto obedece a una represalia por parte del régimen orteguista contra los abogados, quienes algunos han defendido a los presos políticos del país.


«El año pasado la DGI emitió una normativa en donde además del incremento del precio del papel sellado, se estaba obligando a los abogados a utilizar el papel electrónico, pero para que nosotros pudiéramos acceder a este papel electrónico debíamos inscribirnos en un sistema en la DGI en una plataforma digital», contó la abogada, agregando que todos los abogados rechazaron esta medida por considerarla ilegal y abusiva.

>> CIDH urge que se sancionen agresiones contra los periodistas en Nicaragua


«Esta es una medida para que nosotros los abogados de manera obligatoria cedamos a la presión de la dictadura para inscribirnos en el sistema de la DGI, cosa que no vamos a realizar porque esta es una medida totalmente ilegal, violatoria de derecho. Se nos está vulnerando el derecho al trabajo a todos los abogados, y también el derecho a la defensa a nuestros clientes porque nosotros al no tener papel sellado, cómo podemos darle una atención óptima a los clientes», declaró la abogada.

Foto: TL Caribe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.