Abrazos obligados, el consuelo al sancionado Juan Valle Valle

Circula en redes sociales un video en el que se observa al recientemente sancionado por Estados Unidos, comisionado orteguista Juan Valle Valle recibiendo abrazos de varios estudiantes frente a la rotonda Hugo Chávez, en Managua.

Un fanático orteguista define la escena como una “cadena humana de abrazos”, de estudiantes que fueron sacados de sus aulas de clases para asistir a una actividad política, cuyo objetivo es pretender minimizar la sanciones al Policía.

>> Félix Maradiaga: Sanción a la Policía, también es un mensaje para el Ejército de Nicaragua

Los menores de edad son obligados a abrazar y “solidarizarse” con Valle, acusado por Estados Unidos de cometer graves abusos contra los derechos humanos en Nicaragua. Pero en los rostros de los estudiantes queda evidenciado su incomodidad, o en el peor de los casos ignoran a quién están abrazando.

El fanático orteguista que grabó el video menciona que “hasta flores” le llevan a Valle, al ver que una mujer trae en sus manos un ramo de rosas blancas; sin embargo, estas no son para el sancionado, quien solo las vio pasar.

https://www.facebook.com/LaMesaRedondaNicaragua/videos/850425298713633/

Ayer el Departamento de Estado señaló que las sanciones impuestas son una acción que prueba el “compromiso inquebrantable de Estados Unidos de usar todas las herramientas económicas y diplomáticas para impulsar la rendición de cuentas de quienes juegan un rol en los graves abusos contra los derechos humanos”.

Juan Valle Valle, es jefe del departamento de Vigilancia y Patrullaje y fue sancionado “por ser o haber servido como funcionario del Gobierno de Nicaragua y por ser un líder de la Policía Nacional, una entidad que se ha comprometido, o cuyos miembros se han involucrado en actos graves de abusos de derechos humanos en Nicaragua”, indica el Departamento del Tesoro.

Junto a Valle fueron sancionados los comisionados Luis Alberto Pérez Olivas y Justo Pastor Urbina, quienes se suman a la lista negra donde ya están Francisco Díaz, Jefe de la Policía y consuegro del dictador Ortega; y Ramón Avellán, subdirector de la Policía.

Hasta el momento, el régimen Ortega-Murillo y la Policía guardan silencio antes las recientes sanciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.