Acusación contra Mons. Álvarez es “parte de una ofensiva contra la Iglesia católica” de Nicaragua, señala administradora de Usaid

La administradora de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), Samantha Power, criticó el jueves la falsa acusación que el régimen de Daniel Ortega oficializó contra Monseñor Rolando Álvarez.

El obispo nicaragüense fue acusado el martes 13 de diciembre por el Ministerio Público por los falsos delitos de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional” y “propagación de noticias falsas a través de las tecnologías de la información y la comunicación en perjuicio del Estado y la sociedad nicaragüense”.

Al respecto, Power señaló que “estos cargos son parte de una ofensiva contra la iglesia católica que ha resultado en el hostigamiento, el exilio forzado y el encarcelamiento de numerosos líderes religiosos”.

Asimismo advirtió que “el régimen de Ortega no se detendrá ante nada para reprimir las voces y aspiraciones democráticas del pueblo nicaragüense”.

La administradora de Usaid se suma a otro de los funcionarios del gobierno de Joe Biden para rechazar las acusaciones contra el obispo. El día 14, el principal encargado del Departamento de Estado de los Estados Unidos para Latinoamérica, Brian Nichols, calificó como un “acto cínico de un estado totalitario” la acusación contra el obispo.

Monseñor Rolando Álvarez es un líder espiritual para millones de nicaragüenses y defensor del diálogo y reconciliación. Representa lo mejor del pueblo nicaragüense”, señaló Nichols.

Monseñor Rolando Álvarez será sentado en el banquillo de los acusados el 10 de enero de 2023, en una audiencia inicial.

En la misma causa se encuentra acusado el sacerdote exiliado Uriel Antonio Vallejos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.