Opinión y Blog

¿ADIÓS A LA MONEDA DE C$5? – Marco Aurelio Peña Morales

Recientemente, el Banco Central de Nicaragua (BCN) anunció la puesta en circulación de un nuevo billete de C$5 en conmemoración del 60 aniversario de fundación de la institución rectora de la política monetaria, cambiaria y crediticia. El nuevo billete tiene curso legal (es de circulación forzosa) y tiene poder liberatorio (el Gobierno garantiza que dicho billete libera de deudas y obligaciones).

El Banco Central de Nicaragua fue fundado en 1960 como banca central orientada al desarrollo económico pues su primer presidente y fundador, Francisco “Che” Lainez, siendo ingeniero comercial con experiencia profesional en banca, había hecho estudios en Chile en los años en que estaba en boga la escuela del estructuralismo chileno que formó a los economistas cepalinos.

Desde hace 25 años aproximadamente no teníamos un billete de C$5. El BCN tiene el monopolio legal de la emisión monetaria, es decir, la función de emitir dinero oficial como billete de banco o papel moneda para que circule a nivel nacional. Dado el contexto, esta noticia genera dudas y especulaciones debido a la crisis de desconfianza, incertidumbre e inseguridad que venimos experimentando desde 2018.

Habrá inflación o devaluación monetaria?

NO habrá inflación ni devaluación monetaria con esta medida. Se trata de un billete de baja denominación y la medida operaria bajo el principio de neutralidad con antecedentes en el país. Es decir, no tendría ningún efecto positivo o negativo significativo a nivel macro en cualquier otra variable económica. Los billetes de baja denominación se utilizan para pequeñas compras de bienes de consumo corriente (por ejemplo: el pan) y pagos diarios (por ejemplo: la tarifa del transporte colectivo).

Al movernos en la lógica de la economía monetaria, lo que puede suceder es que una vez circule una determinada cantidad de nuevos billetes de C$5 luego sea retirada la misma cantidad de monedas de C$5. Supongamos hipotéticamente que circularían 200,000 nuevos billetes de C$5, esto representaría C$1,000,000 adicionales en la masa monetaria. Luego el BCN retiraría gradualmente 200,000 monedas de C$5 para que no haya un aumento de la oferta monetaria nominal y con esto se presione a una subida de precios. Se espera que circulen por ahora billetes y monedas de C$5.

No podemos saber de momento si pasará lo mismo con la moneda de C$10, que fue retirada por completo del mercado monetario para ser una pieza de Numismatica. Por lo pronto, lo que puede pasar a nivel micro es que las personas ya dispongan de menos monedas de C$5 para su monedero o “chanchito” destinado al ahorro, de modo que su nuevo billete generaría una propensión psicológica a gastarlo acelerando el uso y las transacciones de las monedas de C$1 y pasando a ser la moneda exclusiva para el monedero y el “chanchito”. Por el momento, aconsejo calma y serenidad con su dinero y sus decisiones. Esto solo es una noticia menor en medio de una tormenta política y económica la cual esperamos pase pronto para que podamos ver la luz del sol.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Popular

To Top