“Al menos un tiempo de comida al día”, piden para opositores secuestrados sus familiares

Mediante un comunicado, familiares de los opositores presos políticos desde mayo pasado, demandaron al régimen de Daniel Ortega que estos puedan recibir “al menos un tiempo de comida al día” para garantizar “alimentos sanos, completos y alineados con sus necesidades particulares”. Esto tras la única visita que se les ha permitido, en la que vieron a sus familiares con una considerable pérdida de peso.

“El día 7 de septiembre, luego de la visita tardía a nuestros familiares desaparecidos forzadamente por más de 90 días, expresamos en un comunicado una serie de preocupaciones y demandas motivadas por la situación en que les encontramos, especialmente por pérdida de peso generalizada, la falta de condiciones mínimas y el riesgo que todo esto pueda implicar para la vida de nuestros familiares”, dijeron los familiares de los más de 30 opositores secuestrados en El Chipote. “A pesar de la gravedad de la situación, aún no recibimos respuestas a nuestras solicitudes y la situación de antes de las breves visitas se mantiene igual”, agregaron.

Comunicado

El documento señala que en esta última semana, “pese al estado de desnutrición comprobado en las visitas en muchos de los casos, en el Chipote solo nos han recibido agua, y excepcionalmente alguna otra bebida. Esta situación nos tiene sumamente alarmados y temiendo por la vida de nuestros familiares”.

También comentaron que, tampoco se han materializado las órdenes de los jueces sobre la regularización de las visitas, y el más básico respeto al debido proceso. “Es decir, que el aislamiento y la incomunicación en la que se encuentran, también se mantiene. Durante estas semanas hemos insistido en el Chipote sobre la regularización de nuestro derecho a visita, sin embargo, la excusa en muchos casos es la prevalencia del Covid 19. Como familiares entendemos la gravedad de esta pandemia, sin embargo, sabemos que existen protocolos de bioseguridad que se pueden implementar para garantizar visitas manteniendo la seguridad que el contexto amerita”.

Los familiares calificaron la situación de sus presos políticos como “alarmante”, por ello, solicitaron a Dirección de Auxilio Judicial, al Poder Judicial y al Estado de Nicaragua se logren satisfacer una serie de necesidades básicas a sus familiares:

1. Que se nos reciba frazadas, colchas y ropa de abrigo para combatir el frío que sienten todas las noches.

2. Que las familias podamos proporcionarles al menos un tiempo de comida al día a nuestros familiares para garantizar alimentos sanos, completos y alineados con sus necesidades particulares.

3. Que se establezcan visitas frecuentes, periódicas y en condiciones de privacidad, sin acoso a familiares y abogados (incluyendo el acceso a los hijos pequeños a comunicarse con sus padres/madres).

4. Cese inmediato del aislamiento y cese a los interrogatorios sin la presencia de sus abogados. Y que se apaguen las luces a la hora del descanso.

5. Garantía de entrega de paquetería, de tal manera que puedan manejar en sus celdas, alimentos, bebidas, ropa y artículos de cuidado personal de forma independiente y autónoma.

6. Otorgar al menos 20 minutos de sol al día para todos y todas y permitir el ingreso de material de lectura.

7. La publicidad de los juicios, así como el ingreso de familiares y medios de comunicación a los mismos.

Los familiares también abogaron por la liberación “inmediata y sin restricciones” de todas las personas presas políticas, tanto de las detenidas desde el mes de mayo, así como la de las más de 130 personas presas políticas que llevan “hasta años injustamente encarceladas, quienes también sufren muchas de estas violaciones a sus derechos humanos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.