Alarma por desapariciones de personas en el norte del país

*Por Voces en Libertad

Algunos padecen algún problema mental, otros salieron a trabajar y no volvieron. Las familias de siete ciudadanos cuyos paraderos son desconocidos, están preocupadas y en espera de noticias. 

Desde mediados de diciembre del año pasado, se han registrado extrañas desapariciones en zonas del departamento de Jinotega, Matagalpa, Estelí, Madriz y Nueva Segovia. Y aunque algunos han sido encontrados, de otros nada se sabe. 

El ciudadano Ramón Iván Serna, de 35 años,  fue reportado como desaparecido desde el pasado 6 de enero. El ciudadano es originario del municipio de Santa María, zona del departamento de Nueva Segovia. Luis Serna, primo de Ramón Iván, ha manifestado que lo han buscado sin obtener información sobre su paradero.

Otro reportado como desaparecido es José Dolores Rodríguez Melgara, originario de la comunidad de Llano número 1 del municipio de Pueblo Nuevo, en el departamento de Estelí.  Según sus familiares, desapareció desde hace más de tres días, después de empezar a presentar aparentes problemas mentales. Marisol Rodríguez, su hermana, manifestó que a pesar de su búsqueda, lo único que conocen es que fue visto en las cercanías del puesto fronterizo Las Manos, en Dipilto, Nueva Segovia.

Lázaro Faustino Talavera, de 30 años, también está desaparecido desde el 31 de diciembre del 2022.  Sus familiares aseguran que lo han buscado en varios municipios aledaños, después que saliera del municipio de Telpaneca, en Madriz, aparentemente iba con rumbo al poblado del también municipio madricense de Palacagüina.  Su hermana, Lourdes Talavera, dijo que Lázaro Faustino, padece de algunas deficiencias mentales.

Casos en aumento en lo que va del año

Se suma el caso de don Doroteo Aguilar Meléndez, de 78 años, un conocido sastre reportado como desaparecido por sus familiares desde hace cuatro meses, cuando salió de su casa de habitación ubicada de la escuela Enmanuel Mongalo media cuadra al Este, en el poblado de Palacagüina, municipio del departamento de Madriz.

Martín Zeas Polanco, de 39 años, salió hacía las fincas de café con la finalidad de ganar dinero para el sustento familiar, pero desde hace varias semanas que sus parientes no saben nada sobre su paradero. Su hermana Martha Isabel Polanco, indicó que la última vez que Martín se contactó con ellos, fue para decirles que estaba cortando café en la zona de El Cuá, en San José de Bocay, en Jinotega y que el 24 de diciembre, regresaría a casa para celebrar la Navidad, pero al final no llegó y desde entonces no saben nada de él.

Hay otro caso como el de la adolescente Francis Nohelia Chavarría, de 17 años, habitante de la comunidad El Mancotal, en Jinotega, fue reportada como desaparecida desde el 17 de diciembre, cuando regresaba de visitar a su papá, quien reside en Pueblo Nuevo, de ese mismo municipio. Ada López González, relató que su sobrina debió abordar dos unidades de buses para regresar a la casa, pero desde entonces no se sabe nada de ella. La denuncia de su desaparición ya fue expuesta ante las autoridades policiales de esa localidad.

El pasado 12 de diciembre, Cándida Rosa Obando Salas, de 40 años, salió de su vivienda ubicada en uno de los barrios de la ciudad de Matagalpa, con rumbo a la comunidad El Asentamiento, sin embargo, no llegó a su destino, reportaron sus familiares. Aurelis Obando, hija de Cándida Rosa, detalló que la última vez que le vieron fue abordando una unidad de bus que se dirigía hacia Jinotega. Su caso ya fue expuesto ante las autoridades de la Policía para que investiguen el paradero de su madre.

Las familias de los desaparecidos esperan tener noticias de sus parientes lo antes posible. “Es una angustia no saber el paradero de un familiar”, dice Obando. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.