Opinión / Ensayos · 15/04/2024

Alegría del 6to aniversario

A las y los opositores azules y blancos

Hoy 14 de abril 2024

Nos preparamos a celebrar

aquella gran insurrección

del 19 de abril de 2018.

Donde toda la población

unidad como un sólo puño

iba decidida solo con las uñas

a sacar a la odiosa tiranía:

Entonando canciones de alegría,

Otras cantando himnos del día,

Y otros con combativa poesía.

Dichosos los sacerdotes

que nos han prestado.

Infraestructura de la parroquia

San Isidro Labrador de Coronado,

para nuestra jornada de celebración

del 6to aniversario. ¡Que emoción!

De aquella apoteósica insurrección

en las calles no cabía tanta gente.

La adrenalina de la población

gritando a todo pulmón

desde lo profundo del corazón

a coro el “Grito de Abril”

¡Que se vayan, que se vayan…!

La gente marchaba y tejían,

la esperanza provocando,

la agonía de la tiranía.

Con el cielo de Managua

azul y blanco, y el sol sofocante.

¡Doña Coquito regalaba agua!

A gran número de protestante,

quienes marchaban a montaña,

viniendo de toda Nicaragua.

Desde muy temprano por la mañana

tomándose las arterias de Managua,

que hacia temblar a la miserable

dictadura que asesinaba con locura.

Celebrar con alegría

es vivir aquella epopeya,

que nos mantiene vivo

en el anhelo de una Nicaragua

libre de la odiosa tiranía.

Que hoy como ayer el pueblo

sigue y persigue en la calle

resistiendo y jamás se calle.

Fue una mañana que el pueblo,

se insurreccionó de sol a sol

con la alegría de un girasol,

de múltiples colores y fragancia

que el camino alumbraba a farol.

Los caminantes iban con elegancia.

pregonando que la lucha

era “cívica y pacífica” algo que

la dictadura criminal no conoce.

¡Hoy en la celebración

del 6to aniversario!

Lo hacemos lleno de alegría,

porque ya recorrimos de día

y de noche este sexto año,

en resistencia permanente,

que es una fuente de baño,

manteniéndonos efectivamente

en esta misión de la liberación

de Nicaragua del despotismo.

Y por eso siempre listo

en acción hasta lograr la emancipación.

Y una vez lograda la luna

ofrendará su blancura de alegría,

en la silueta de la noche y del día.

¡Y los cantos de los cenzontles

mañaneros serán dulces melodías!

Javier Tórrez Bermúdez

14 de abril de 2024

Guayabos de Curridabat, San José, Costa Rica.