Amaya Coppens dice que “ya esperaba los ataques”. Una parte de la población resalta su “autoridad moral”

El martes pasado la excarcelada política Amaya Coppens publicó a través de su cuenta de Facebook un extenso mensaje de crítica y “desahogo” en contra de los líderes de la oposición de Nicaragua que figuran como posibles candidatos a participar en las elecciones de noviembre próximo. La publicación de la joven despertó repelo entre alguna parte de la población y el respaldo de otra. Mientras que Coppens dijo que “ya esperaba” los ataques.

“Escribí para por fin desahogarme y decir lo que pienso y lo que siento, porque son demasiadas cosas que seguimos callando a nombre de la unidad. Ya esperaba los ataques, y la verdad es que no estoy aquí buscando popularidad, jamás lo hice. No quiero que me comparen con ningún candidato, porque no soy una”, escribió la joven en la misma red social.

La crítica de Coppens tiene que ver con “errores” de quienes han expresado su interés presidencial. “En el momento en que no podamos criticarles, estaremos repitiendo nuevamente una historia de caudillos, solo cambiaríamos al o la intocable que estará arriba. Acérquense al pueblo e intenten demostrar un poco más de empatía y menos hambre de poder, las cifras no son sólo cifras, son personas”, comentó.

Coppens señaló que “los ungidos” y quienes salieron a protestar contra el régimen de Daniel Ortega y que terminaron muertos, presos o exiliados por ello, no estaban “en el mismo barco”.

“Supe que no estábamos en el mismo barco cuando en medio de nuestras lágrimas, al ver que nos iban cazando poco a poco, les pedimos un paro, les pedimos reaccionaran, y nos contestaron «No tenemos tiempo para esto», tan insensible, tan seco y corto, así zanjaron el tema. Y nos siguieron cazando, correr no nos sirvió, y nos siguen cazando, y la reacción ha sido la misma; la falta de reacción ha sido la misma. Fuimos efectos colaterales, fichas de cambio, nombres en sus pancartas publicitarias”, reprochó la joven.

Sin embargo, un detalle que llamó particularmente la atención en el escrito de la joven belga-nicaragüense es la mención a la figura de Cristiana Chamorro. “Mientras Cristiana se queja del ‘barullo’ que no la dejaba tomarse su cafecito tranquila, porque a pesar de sus largas piernas aristocráticas, no logra tocar la tierra, y un grupo de machos conservadores se reúne a comparar sus diplomas”.

“En lugar de pedir debates con la dictadura, que sabemos que no se van a dar, en lugar de publicitarse, exijan libertad. Si sus prioridades no coinciden con las nuestras, se las recordamos: antes que sus campañas personales está la vida, la libertad y la justicia”, agregó.

Respaldo a Amaya

Entre los ataques contra la joven, también resaltaron los que le dieron respaldo y destacaron su “autoridad moral”.

Samantha Jirón, miembro de la Unidad Nacional de Autoconvocados (UNA) dijo estar “totalmente de acuerdo” con el mensaje de Coppens. “Hay una gran campaña de desprestigio hacia Amaya, campaña en la que yo no estoy de acuerdo, estoy a favor de sus palabras porque Amaya como joven sufrió cárcel, persecución y está ahora exiliada”, dijo Jirón en entrevista con La Mesa Redonda.

La joven quien también estuvo exiliada por dos años, señaló que hay muchos líderes –con excepción de algunos que realmente están trabajando en una unidad— “que están tratando de dividir, de poner sus aspiraciones personales por encima del sacrificio de miles de jóvenes”.

“Le doy toda la razón a Amaya de que esté dolida y no estoy de acuerdo con esos ataques de que no es el momento de hablar y hacer una reflexión de este tipo”, comentó.

Samantha se sumó a las críticas de Amaya al decir que algunos nicaragüenses   “van encaminados a buscar caudillos y a buscar a una familia oligarca para que salve a Nicaragua y buscamos siempre a un mesías”.

Indicó que parte de las críticas también se derivan porque Nicaragua es un país “super adultista”, donde los jóvenes son menospreciados.

Por su parte, la exguerrillera Dora María Téllez defendió el escrito de Coppens, argumentando que lo que dijo “representa diversos sentimientos y opiniones de sectores jóvenes y no jóvenes”.

“Aunque yo también entendí lo que dijo Cristiana del barullo como refiriéndose a su candidatura, hay que escuchar lo que dice Amaya. Esperamos que candidatas y candidatos, quien quiera que sean, que se coloquen frente a la realidad nacional, la de todos los sectores y en especial de quiénes peor la pasan”, manifestó.

Téllez apuntó que “queremos candidaturas que se identifiquen con las penurias del pueblo. Ese no es un tema intelectual, sino de emociones y de responsabilidad política. Ella, correctamente, dice que Cristiana no ha dicho nada de eso. Lo cual es cierto. Y que los otros candidatos se deslizaron, por decir lo menos, en relación a la violencia contra las mujeres y demás”.

La exguerrillera finalizó diciendo que “sin duda Amaya tiene una enorme autoridad moral”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.