Analista político: “Lo actuado por Bukele en El Salvador le ha de estar causando mucho agrado a Daniel Ortega”

Hugo Rodríguez, analista político nicaragüense sobre temas internacionales se refirió este lunes a la polémica situación política de El Salvador, luego que la Asamblea Legislativa de ese país dominada por el gobierno de Nayib Bukele destituyera el sábado 1 de mayo a cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema y al fiscal general, Raúl Melara.

Rodríguez opinó que Bukele “está dando un mensaje similar a lo que haría cualquier dictador”, y que “está cayendo en errores por no respetar las formalidades democráticas” de su país.

En esa línea, el experto mencionó que al dictador Daniel Ortega “le ha de estar causando mucho agrado” los “errores” de Bukele, tomando en cuenta su falta de conocimiento y de asesoramiento en los procesos de la “institucionalidad democrática”.

“Ortega ha venido jugando con la formalidad, los golpes le han enseñado que el respeto a la formalidad tiene un alto valor político”, dijo Rodríguez, al hacer referencia a las últimas movidas políticas del dictador de Nicaragua en torno a la conformación de una “comisión especial” para la reforma a la Ley Electoral y la elección de nuevos magistrados al Consejo Supremo Electoral (CSE), de cara a las elecciones del 7 de noviembre.

“Si comparamos a Ortega con Bukele, tendríamos que decir que Bukele actuó atropelladamente y Ortega puede decir ‘estoy respetando las formalidades’”, apuntó el experto, que agregó que el mandatario salvadoreño “está metido en un problema pudiendo haber hecho las cosas bien”.

“Bukele está cayendo en errores por no respetar las formalidades democráticas”, insistió. Lo que puede verse como una “venganza política”.

Rodríguez destacó que muchas veces los políticos olvidan que la democracia “es fondo, de manera tal que transgredir una de las formalidades pone en riesgo y tensiona la política nacional, incluyendo el clima de negocios”.

A su juicio, cree que lo actuado por Bukele contra los funcionarios destituidos es porque estos obstruían sus funciones “por razones políticas”.

No obstante, explicó que lo correcto para poder destituir a un magistrado es “crear una comisión, se abre un proceso de investigación, se escucha y luego se emite un dictamen que se lleva a plenario y se toma la decisión”.

“Cuando se va a nombrar magistrados, se crea una comisión, se hacen las invitaciones, en el caso de El Salvador había que hacer consultas, escuchar a los postulantes y luego hacer los nombramientos. De manera que, Bukele hizo en pocos minutos la destitución y en unos pocos minutos los nombramientos”, continuó.

El analista subrayó que es “grave” que una fuerza política de cualquier país tenga “el voto mayoritario aplastante. Es muy delicado creer que porque tenés el mandato vas a hacer lo que querrás, ahí está el punto más delicado porque tener la legitimidad significa que tenés que hacer las cosas dentro de la legalidad y de la legitimidad”.

“El hecho que se consolide una fuerza política con el control mayoritario en la Asamblea de El Salvador –a como puede pasar en cualquier país de Centroamérica–, siempre existe el riesgo que se desequilibre el ambiente”, indicó.

Bukele es hijo del sistema político tradicional salvadoreño

“Bukele está dando un mensaje similar a lo que haría cualquier dictador, cualquier autócrata. Mucha gente cree que Bukele es un fenómeno político nuevo, pero no, Bukele es hijo del sistema político tradicional salvadoreño”, expresó Rodríguez.

Expuso que Bukele fue alcalde de Cuscatlán (2012-2015), después fue alcalde de San Salvador (2015-2018) con la boleta del FMLN y “ya venía trabajando con el FMLN, de manera que él nace de ahí, de practicar la política de corte populista”.

“Bukele está haciendo lo que él entiende cómo se hace la política en El Salvador, no está haciendo nada nuevo, está actuando como han actuado históricamente los políticos tradicionales”, sostuvo el analista.

Los costos del error político de Bukele son –a juicio el experto– que, ha convertido al FMLN en “mártires de la institucionalidad democrática” de El Salvador.

Finalmente, Rodríguez cree que probablemente Bukele tenga la posibilidad de “corregir y de rectificar”, a como hizo cuando en febrero de 2020 irrumpió en el Congreso salvadoreño con militares para exigir la aprobación de un préstamo destinado para un plan contra las pandillas en ese país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *