Internacionales · 02/01/2024

Año Nuevo trágico en Japón: terremoto y choque e incendio de dos aviones

Más detalles están emergiendo en las últimas horas sobre el accidente aéreo de este martes en Japón, que dejó cinco muertos después que un avión de pasajeros de Japan Airlines (JAL) y una aeronave de la Guardia Costera japonesa chocaron en el aeropuerto Haneda de Tokio.

El suceso se produjo un día después de que Japón fue sacudido por un violento terremoto que golpeó la península de Noto, en el centro del país, y que causó al menos 48 muertos.

De hecho, nueva información permite establecer una conexión entre las dos tragedias: según informó la agencia Kyodoel avión del servicio de guardacostas, un Bombardier Dash-8, tenía previsto partir para la ciudad de Niigata con el fin de llevar suministros a residentes afectados por el letal terremoto.

Pero al salir a la pista con seis personas a bordo, por razones que aún se investigan, fue impactado por el Airbus A350 de JAL.

De los seis oficiales que viajaban a bordo, cinco fueron hallados muertos tras el accidente. El ministerio de Transporte dijo que se trataba del vicecapitán Nobuyuki Tahara (41), el operador de radio Takanori Ishida (27), el operador de radar de búsqueda Wataru Tateto (39), el mecánico Masato Uno (47) y el trabajador de mantenimiento Shigesuke Kato (56).

La Guardia Costera de Japón dijo que su piloto, el capitán Genki Miyamoto (39), había sobrevivido, aunque se encuentra herido de gravedad.

El primer ministro japonés, Fumio Kishida, rindió homenaje a los guardacostas fallecidos. “Estos empleados tenían un alto sentido de la misión y la responsabilidad en las zonas siniestradas, y esto es muy lamentable”, dijo, expresando su “respeto” y “gratitud”.

La “increíble” actuación de la tripulación

Por otro lado, todos los 367 pasajeros y 12 tripulantes a bordo del Airbus A350 de Japan Airlines salieron ilesos antes de que el avión fuera devorado completamente por las llamas.

Varios expertos y funcionarios elogiaron el profesionalismo y la valentía de la tripulación y los equipos de emergencia, que lograron evitar una tragedia que pudo haber sido mucho peor.

“La evacuación fue muy corta, por lo que el hecho de que la tripulación y los pasajeros pudieran escapar de manera segura en tan poco tiempo sugiere que el procedimiento se llevó a cabo de manera adecuada”, dijo Shigenori Hiraoka, director de Aviación Civil del Ministerio de Transporte japonés, en una conferencia de prensa.

Ed Galea, profesor y director del Grupo de Ingeniería de Seguridad contra Incendios de la Universidad de Greenwich, realizó en las redes sociales un detallado análisis de la evacuación, que calificó de “increíble” debido a su dificultad.

“Se puede ver a uno de los tripulantes de JAL en la salida 4L instando a los pasajeros a volver a la salida. El miembro de la tripulación tiene una linterna que está utilizando para atraer a los pasajeros a la salida, ya que el avión se está llenando de humo tóxico”, escribió. “Durante la evacuación, el avión está morro abajo porque el tren de morro se ha hundido. Esto hace que la evacuación y la actuación de la tripulación sean aún más increíbles. Para utilizar las salidas 4L, los pasajeros tienen que subir esencialmente cuesta arriba. El miembro de la tripulación del 4L está haciendo un trabajo asombroso”.

“De los pocos pasajeros que podemos ver en tierra y evacuados a salvo en el vídeo, ninguno lleva equipaje, lo cual es un buen comportamiento por parte de los pasajeros, y presumiblemente por parte de la tripulación, que habría instado a los pasajeros a dejar el equipaje”, agregó el experto.

“Me quito el sombrero ante la tripulación de JAL, son increíbles, todas las almas a bordo están a salvo”, finalizó.

Los relatos de los pasajeros: “Era un infierno”

Los relatos de los pasajeros también aportaron más detalles sobre el accidente y la evacuación.

El sueco Anton Deibe, de 17 años, le dijo al periódico sueco Aftonbladet que “toda la cabina se llenó de humo en unos minutos. Nos arrojamos al piso. Luego las puertas de emergencia fueron abiertas y nos abalanzamos hacia ellas”.

“El humo en la cabina picaba endiabladamente. Era un infierno. No teníamos idea de a dónde íbamos, así que sólo salimos corriendo por la pista. Era un caos”, agregó Deibe, que viajaba con sus padres y su hermana.

“El humo empezó a llenar el avión y pensé: ‘esto podría acabar mal’”, dijo otro pasajero a los periodistas en el aeropuerto. “Escuchamos un anuncio de que las puertas de atrás y del medio no se podían abrir. Así que todo el mundo desembarcó por la parte delantera”, añadió.

Una pasajera contó que a medida que el fuego se propagaba resultaba cada más difícil ver dentro del aparato.

“Hacía mucho calor dentro del avión y, para ser sincera, pensé que no sobreviviría”, declaró a NHK.

Investigación en curso

Mientras tanto, las autoridades siguen investigando las causas del accidente. Ni la Guardia Costera nipona ni la Agencia Meteorológica apuntaron al motivo del siniestro, ya que no se habían producido condiciones meteorológicas adversas ni fuertes vientos, según señalaron.

El director de Aviación Civil Hiraoka dijo que se estaban investigando los “detalles de la comunicación con el control del tráfico aéreo que condujo a la causa del accidente.”

“Un avión de JAL estaba a punto de aterrizar en la pista C desde el sur. Cuando estaba aterrizando, había un avión de la Guardia Costera de Japón en la pista y chocó con él. ¿Cómo ocurrió la colisión? Aún no hemos podido confirmar los detalles de si esto ocurrió o no”, dijo “Posteriormente, el avión de JAL se dirigió más al norte de la pista C y se detuvo, pero no podemos confirmar que se incendiara después de detenerse. Aún no hemos podido confirmar si vino por un lado o por detrás”, explicó.

Por el momento, tampoco fue emitido un informe por Japan Airlines, agregó el funcionario.

Todos los vuelos domésticos de Tokio Haneda fueron anulados, según la web del aeropuerto, pero se mantenía la mayoría de vuelos internacionales.

Tokio Haneda es uno de los dos aeropuertos internacionales de la capital japonesa y uno de los más transitados del mundo.

Los accidentes con aviones de pasajeros son extremadamente inusuales en Japón.

El más grave ocurrió en 1985, cuando un avión de Japan Airlines se estrelló entre Tokio y Osaka, matando a 520 personas, en una de las peores catástrofes aéreas del mundo.

*Con Infobae