Argentina cuestiona a la Interpol por no detener en Nicaragua al terrorista iraní Mohsen Rezai

El Gobierno de Argentina cuestionó este jueves que la Interpol no detuviera al terrorista iraní Mohsen Rezai, al llegar a Nicaragua para asistir a la «investidura» de Daniel Ortega.

La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, afirmó que «era difícil de prever» la presencia de Rezai en Nicaragua.

«Los servicios de inteligencia de la Argentina no tienen injerencia en lo que sucede en Nicaragua, entonces era difícil de prever o de saber que esta situación iba a suceder«, dijo esta mañana Cerruti en una conferencia de prensa en la Casa Rosada.

«En todo caso, habría que preguntarle a Interpol por qué no sabía que iba a estar ahí o por qué no llevó adelante la detención que tenía que llevar adelante«, cuestionó la funcionaria.

«Correspondía más a Interpol que a los servicios de inteligencia de Argentina resolver esa situación«, agregó.

Sobre Rezai, actual vicepresidente de Asuntos Económicos de Irán, pesa una alerta roja de Interpol por la responsabilidad en el ataque contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) el 18 de julio de 1994, que dejó 85 muertos y sigue impune.

Cerruti, argumentó que «el embajador (Daniel) Capitanich era la única representación del Gobierno argentino en la toma de posesión de Ortega, a pesar de que algunos medios habían hablado varios días de que altos funcionarios argentinos estaban en esa representación«.

Añadió que el diplomático «no conocía la cara de esta persona (Rezai), no estuvo en la misma habitación, no sabía que había sido invitado y efectivamente, como todos ustedes (la prensa), se enteró al día siguiente por la publicación de algunos diarios».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.