Asamblea General de la OEA declara ilegítimas las elecciones del 7 de noviembre en Nicaragua

La Asamblea General de Estados Americanos (OEA), declaró ilegítimas las elecciones del 07 de noviembre efectuadas en Nicaragua, luego de deliberar durante unas horas en la clausura de la 51 asamblea, se afirmó que estas “no fueron libres, justas ni transparentes y no tienen legitimidad democrática”.

25 países de 34 que conforman los Estados miembros de la OEA, aprobaron la resolución que declara ilegítimas las elecciones realizadas el domingo pasado en Nicaragua. La resolución pide instruir al Consejo Permanente establecer una observación colectiva de la situación del país, de conformidad con la Carta Democrática, a más tardar el 30 de noviembre y entonces tomar “acciones apropiadas”.

Además, reiteraron el compromiso y el llamado a la liberación de las y los presos políticos, y la restitución de sus derechos democráticos, al igual que la detención, de la arbitrariedad y hostigamiento a la libertad de prensa.

El proyecto de resolución fue impulsado el miércoles por 8 países miembros (Estados Unidos, Canadá, Chile, Costa Rica, Ecuador, Republica Dominicana, Uruguay y Antigua y Barbuda) tuvo un voto en contra (Nicaragua) siete países se abstuvieron y 1 se declaró ausente.

Contexto

El proyecto no pide explícitamente la activación del artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana, el cual afirma que el organismo puede considerar la suspensión de un Estado miembro si este, rompe su estado democrático y la diplomacia no da resultado. Sin embargo, este proyecto, recaería en la activación de la evaluación colectiva. 

Régimen reacciona con insultos

Michael Campbell, representante del régimen orteguista ante la OEA, rechazó la resolución puesto que lo considera un “ataque a la democracia del país” y criticó constantemente a la OEA.

La OEA no tiene la autoridad para constituir nuestras juntas receptoras de votos, los funcionarios de la OEA no son ni deben ser fiscales de partidos políticos, la OEA no es arbitro o auditor del proceso electoral; cada pueblo establece estas autoridades , afirmó Campbell que de paso dijo que en el país se respetó la voluntad popular.

No obstante, los países miembros respondieron con el pronunciamiento de votaciones irregulares las cuales no tuvieron ni la más mínima garantía democrática en el proceso.

La resolución aprobada en la OEA, lamenta la poca intención del régimen de Daniel Ortega en tomar los esfuerzos de la comunidad internacional, con el fin de ayudar a superar la crisis del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *