Asociaciones médicas llaman a una urgente “cuarentena nacional” voluntaria en Nicaragua

Las Asociaciones Médicas de Nicaragua llamaron el domingo por la noche al pueblo de Nicaragua a iniciar una urgente “cuarentena nacional” voluntaria ante el “imparable” aumento de casos de COVID-19 en el país.

“Llamamos al pueblo a iniciar con urgencia una cuarentena nacional de forma voluntaria, que ayude a reducir el impacto de esta enfermedad, con la reducción del contagio, transmisión y muerte entre la población”, señalaron las 34 asociaciones médicas nicaragüenses que firman la convocatoria.

El gremio médico calificó la situación de Nicaragua como “dramática”, y agregó que “amenaza con agravarse en los próximos días y semanas, con terribles y funestas consecuencias”.

La cuarentena propuesta por las asociaciones médicas consiste en un encierro voluntario de entre 3-4 semanas, comprar alimentos una vez por semana, mantener una distancia de al menos 1,5 metros con otras personas, usar mascarillas fuera de casa, y lavarse las manos de forma constante.

Las Asociaciones describen hospitales saturados, falta de camas, falta de medicinas y de productos tan esenciales como el oxígeno, a esto se suma al hecho de que decenas de médicos y trabajadores de la salud estén afectados por COVID 19, con un número importante de médicos, enfermeras y técnicos fallecidos. La consecuencia es la reducción de recursos médicos y paramédicos en las diferentes instituciones, provocando recargo laboral, agotamiento físico y emocional por parte de los trabajadores de la salud.

“Nicaragua se encuentra actualmente en la fase de expansión acelerada y transmisión comunitaria, la cual continuará agravándose con mayor pérdida de vidas si de parte de las autoridades correspondientes se continúa negando la situación y no se toman con urgencia medidas de lucha anti epidémicas y a gran escala para intentar contener el avance de la pandemia”, advirtieron.

Los médicos también demandaron al sector privado a tomar “medidas enérgicas” ante la pandemia, con “acciones que reduzcan el riesgo de exposición y transmisibilidad, no solo con medidas de higiene personal, sino con acciones como el cierre temporal de los negocios no esenciales, mientras se reduce el número creciente de contagios”.

“Esta es la única manera que ha demostrado el control de la enfermedad, basado en experiencias de otros países que han mitigado y disminuido el contagio, consiguiendo el aplanamiento de la curva y control de la pandemia”, explicaron.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de Estados Americanos (OEA) ya han expresado su preocupación por cómo se maneja la pandemia en Nicaragua, cuyas autoridades han comparado su modelo con el de Suecia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.