Autoridades en Ecuador retiraron 150 cadáveres de las calles y viviendas de Guayaquil en medio de la pandemia de coronavirus

El gobierno de Ecuador informó que retiró 150 cuerpos que yacían en las calles y en viviendas de Guayaquil, tras el caos desatado en esa ciudad por la pandemia de coronavirus que ralentizó el traslado de las personas que han fallecido por múltiples causas.

Una fuerza de tarea conjunta de militares y policías creada por el gobierno para atender esta emergencia “levantó” los 150 cadáveres en los últimos tres días, informó el portavoz Jorge Wated.

El responsable reconoció las fallas en el “sistema mortuorio” de Guayaquil, que hicieron que el servicio forense y las funerarias no atendieran rápidamente los casos de fallecidos en las viviendas en medio del toque de queda de 15 horas diarias que rige en el país.

Un testigo vio el lunes el cuerpo de un hombre en una acera, debajo de una sábana azul cerca de una zona turística en el centro de Guayaquil. Escenas similares se reportaron en varios puntos de aquella ciudad.

Los policías consultados sobre el tema dijeron que el hombre colapsó mientras hacía fila para hacer compras.

“La intención del gobierno es que todos, no sólo los fallecidos por COVID-19, sino todos los personas que fallezcan estos días en la ciudad de Guayaquil (…) deben tener un entierro digno, acompañado del representante de la religión que profese”, dijo el vicepresidente Otto Sonnenholzner en una rueda de prensa virtual.

Las autoridades no han confirmado cuántas víctimas de COVID-19 hay entre los 150 fallecidos.

“Reconocemos cualquier error y pedimos disculpas a quienes tuvieron una demora de días en retirar a sus seres queridos”, afirmó Wated en un mensaje por radio y televisión.

Los guayaquileños comenzaron a publicar videos de cuerpos abandonados en las calles y mensajes de auxilio de familiares para enterrar a sus muertos.

“Estamos trabajando para que cada persona sea sepultada con dignidad en espacios unipersonales”, dijo Wated, refiriéndose a un cementerio gestionado por el gobierno con capacidad para albergar unos 2.000 cuerpos.

La provincia de Guayas y su capital, Guayaquil, son los más castigados por la pandemia en Ecuador, que deja 2.758 contagiados y 98 fallecidos desde el 29 de febrero. El 70% de los infectados se concentra en esa región.

En las afueras de cementerios se han registrado largas filas de familiares en busca de un lugar para enterrar a un familiar, según imágenes de medios locales, pero sus directivos han reconocido que su capacidad de respuesta resultó inferior para la emergencia sanitaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.