Autoridades ticas tomarán medidas legales contra quienes mataron a cocodrilo que atacó a niño nicaragüense

El Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) de Costa Rica tomará medidas legales contra las personas que mataron al cocodrilo que, en apariencia, sería el mismo que acabó con la vida de un niño nicaragüense Julio Otero de 8 años, en el río Matina, Limón.

El medio costarricense La Teja, informó que Eduardo Pearson, director de recursos forestales y vida silvestre del Área de Conservación Amistad-Caribe del Sinac, señaló que interpondrán una denuncia por este hecho ocurrido el pasado sábado en 4 Millas de Batán.

La institución procederá, como corresponde conforme a la ley, a interponer las respectivas denuncias ante el Organismo de Investigación Judicial para que se investiguen los hechos y determinar si se puede individualizar a los responsables del hecho que no contaron con ninguna autorización del Sinac”, dijo.

Según Pearson, tras darse a conocer la muerte del animal, un grupo de expertos se desplazaron al sitio, donde únicamente encontraron algunas partes del cuerpo del cocodrilo, el cual fue desmembrado.

La cabeza y la cola del cocodrilo fueron retiradas del sitio, lo cual es prohibido, además la caza está prohibida por la Ley de Conservación de Vida Silvestre”, añadió.

El funcionario explicó que desde que se dio la trágica muerte del niño nicaragüense, el pasado 30 de octubre, realizaron diversos esfuerzos por capturar al cocodrilo, sin embargo, no habían tenido éxito.

Para la semana del 21 estaba previsto un ingreso de nuevo de los expertos para tratar de capturar al cocodrilo, no obstante por motivos climatológicos no se pudo hacer la incursión”, explicó.

Trascendió que los pobladores de esa localidad estaban muy molestos y aseguraban que las autoridades no hacían nada pese a que el cocodrilo aún se encontraba en el lugar, motivo por el que habrían decidido cazarlo ellos mismos.

Por su parte, el OIJ informó que dentro del cocodrilo se encontraron huesos y cabellos, los cuales serán analizados para determinar si efectivamente pertenecen al niño atacado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.