Bianca Jagger pide al Papa y al Presidente Biden más firmeza contra Ortega

La activista nicaragüense Bianca Jagger, brindó el jueves su testimonio en la audiencia de la Comisión de Derechos Humanos de Tom Lantos en el Congreso de los Estados Unidos sobre “El peligroso estado de la libertad religiosa en Nicaragua”.

En dicha audiencia, Jagger señaló que el camino del diálogo en Nicaragua es inviable con “un régimen que comete crímenes de lesa humanidad”, por ello pidió al Papa Francisco y al presidente Joe Biden más firmeza con el régimen de Daniel Ortega, según reporta AFP.

Jagger afirmó haber implorado al Papa Francisco que condene a Daniel Ortega e interceda a favor del obispo Rolando Álvarez, bajo arresto domiciliario y acusado de “conspiración y propagación de noticias falsas”; pero le han dicho, asegura, “que es necesario un diálogo con el país”.

“Como defensora de los derechos humanos, toda mi vida, siempre he creído que uno debe seguir un camino de diálogo”, pero cuando hay “algunas posibilidades, no cuando se trata de un régimen que está cometiendo crímenes de lesa humanidad, y que cada día va en aumento la persecución a la iglesia del pueblo” y “las torturas a los presos políticos”, afirmó Jagger.

Dijo haber llegado a la conclusión de que Nicaragua se ha convertido en “una gran cárcel, donde la gente sufre”, en “un estado terrorista” que “persigue a cualquiera que se atreva a cuestionar lo que está haciendo”.

Por eso, pidió al gobierno de Estados Unidos ir más allá de las sanciones y no se olviden del país, “aunque sea pequeño y no tenga petróleo”, porque 2es muy importante desde el punto de vista geopolítico” debido a la presencia militar rusa.

Pidió por ejemplo que el Congreso investigue y prohíba la importación de carne procedente de regiones “donde se ha ocupado” las tierras de indígenas.

Congresistas denuncian a Ortega

A la denuncia de la activista nicaragüense, también se sumó la del congresista republicano Christopher H. Smith, de la Comisión de Derechos Humanos Tom Lantos, “esto es lo que los psicólogos llaman proyección: el régimen de Ortega que abraza la violencia y la proyecta sobre sus oponentes”.

Smith también criticó la falta de una reacción contundente del Papa.

Supongo que este relativo silencio se debió a los esfuerzos entre bastidores para liberar al obispo Álvarez y a otros, y ahora que se ha iniciado una especie de proceso judicial, el Papa y la Santa Sede estarán menos limitados en sus comentarios y deben hablar con firmeza”, sostuvo el congresista.

El congresista demócrata James P. McGovern coincidió en que “las sanciones son una herramienta, pero no una solución2.

Imponemos sanciones y eso es todo y nada cambia, la gente sufre”, afirmó McGovern, partidario de aplicar reciprocidad a Managua, que en octubre rechazó al nuevo embajador designado por Washington.

Lo mismo opinó Eddy Acevedo, un experto del Woodrow Wilson International Center for Scholars, de Washington, que también fue invitado a la sesión.

Además de expulsar al embajador de Nicaragua en Estados Unidos, Acevedo propone que Washington use su voto e influencia para bloquear los préstamos a Nicaragua “a no ser que promuevan la democracia”.

Según él, desde 2018 Ortega ha conseguido préstamos por valor de 1.200 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Expulsar a Nicaragua del Tratado de Libre Comercio con Centroamérica, el CAFTA, es otra de las recomendaciones de Acevedo.

Unas recomendaciones que los congresistas se han comprometido a transmitir a la Casa Blanca y al Vaticano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.