Bolivia: Piden seis meses de prisión preventiva para Luis Fernando Camacho, principal dirigente opositor

La Fiscalía General de Bolivia emitió una imputación en la que solicita seis meses de prisión preventiva para Luis Fernando Camacho, gobernador de la provincia de Santa Cruz y principal líder de la oposición boliviana, por supuestamente participar en el caso denominado como “golpe de Estado I”, del año 2019.

El argumento presentado por la Fiscalía para la solicitud de prisión es que, existe peligro de fuga por parte de Camacho ya que presenta un “considerable flujo migratorio”, con salidas a Brasil, Perú, Panamá, Estados Unidos, Argentina y España, lo que constituye “una facilidad para abandonar el país” y una potencial obstaculización para investigar el caso.

Además, la Fiscalía alega que el gobernador tiene al menos otros cinco procesos abiertos por diferentes “delitos” y “hechos vandálicos” desatados desde que fue detenido, lo que según el Ministerio Público constituye en “concurrencia de riesgo procesal”.

El líder opositor pasó la noche de este miércoles en una celda de los cuerpos de seguridad del Estado en La Paz, luego de haber sido detenido y señalado de supuestos actos terroristas.

El gobernador fue trasladado a la capital boliviana desde Santa Cruz en un helicóptero, mientras que una multitud de personas se lanzaron a la pista de despegue para evitar su detención, la cual calificaron como un secuestro.

Protestas y enfrentamientos se registran este miércoles en la ciudad de Santa Cruz tras la detención del gobernador, por el caso “golpe de Estado I”, relacionado con la crisis política de 2019.

La Policía arrestó a Camacho después del mediodía de este miércoles cuando regresaba a su vivienda.

Apenas se supo del operativo policial, varios partidarios del gobernador cruceño y legisladores de su partido, Creemos, ingresaron a la pista y a las oficinas de los aeropuertos de Viru Viru y El Trompillo para evitar que alguna aeronave partiese y lo llevara a otra región del país.

Sin embargo, algunos medios difundieron las imágenes de las cámaras de seguridad del aeropuerto de Viru Viru que mostraron el traslado de Camacho en los márgenes de la pista hasta un helicóptero que finalmente lo sacó de ese lugar.

Luego las manifestaciones se extendieron hasta el Comando de la Policía de Santa Cruz y la Fiscalía Departamental.

En el comando policial hubo enfrentamientos entre los agentes de seguridad que respondieron con gases lacrimógenos a los manifestantes que, por su parte, activaron petardos y buscaron ingresar a sus oficinas.

Lo peor ocurrió en la sede de la Fiscalía en Santa Cruz que fue incendiada, lo que también afectó a varios vehículos.

El líder cívico de Santa Cruz, la mayor región boliviana, Rómulo Calvo, anunció una lucha “pacífica” por la liberación de Camacho.

En una declaración a los medios, Calvo exigió al presidente boliviano, Luis Arce, “la inmediata liberación” de Camacho para “evitar la innecesaria confrontación que su Gobierno pretende instalar” en Santa Cruz.

*Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.