Destacados / Nacionales · 22/02/2024

CALIDH le pide al Presidente de Costa Rica cesar “inmediatamente” cualquier extradición pendiente de nicaragüenses opositores a Ortega

El Centro de Asistencia Legal Interamericano de Derechos Humanos (CALIDH) publicó una carta abierta dirigida al presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, en la que le pidió que “cese inmediatamente cualquier extradición que esté pendiente” de nicaragüenses opositores a la dictadura de Daniel Ortega.  

La solicitud de CALIDH, un organismo argentino con mandato especial sobre Nicaragua, se basa en la reciente extradición del nicaragüense Douglas Pérez Centeno, acusado por la dictadura de Ortega de supuestos crímenes.

Señor presidente, en los últimos días hemos asistido a la decisión del Estado de Costa Rica de expulsar a Nicaragua al señor Douglas Pérez por supuestos crímenes cometidos en ese país. Con la colaboración de su gobierno, el Poder Judicial decidió extraditarlo hacia un Estado que comete delitos de lesa humanidad desde 2018. Si bien en un comunicado su gobierno expresó que fue una decisión exclusivamente judicial, la policía está sujeta a usted en su carácter de jefe de Estado. A cargo de usted también están tanto las autoridades de migración como la política atingente y por tanto, en ese caso, usted tenía la última palabra”, señala CALIDH en la misiva.

El organismo acusa al Presidente de Costa Rica de “colaborar con un gobierno dictatorial pues en varias ocasiones ha mostrado cercanía y empatía con Ortega”.

Señor presidente, quisiéramos llamarlo a la reflexión urgente junto con sus ministros en el hecho de permitir la entrega de un solicitante de refugio hacia un Estado que desde 2018 inculpa a perseguidos políticos por hechos y delitos inexistentes o de los que no se puede tener certeza absoluta de veracidad alguna, con un Poder Judicial parcializado y sometido al Ejecutivo y un sistema penal totalmente enfocado en las tareas de represión”, expresó CALIDH.

Las autoridades judiciales y su gobierno tienen la obligación, en arreglo con los tratados internacionales, de no devolver en ninguna situación a los refugiados o solicitantes de asilo”, añade.

En ese sentido, CALIDH pidió a Chaves “reencaminar las políticas migratorias de Costa Rica teniendo en cuenta la situación de derechos humanos en Nicaragua y se proceda a la protección efectiva de los que han huido hacia el territorio costarricense, someterse a los estándares internacionales en materia de refugio a fin de garantizar la igualdad en derechos de los extranjeros con relación de los nacionales y cese inmediatamente cualquier extradición que esté pendiente interviniendo como jefe de Estado, incluso, a través del derecho de gracia”.

CALIDH también pidió a Costa Rica verificar “si el país solicitante garantiza las normas del debido proceso y del riesgo razonable o fundado del quebranto de la integridad personal, presupuestos que no se cumplían en la extradición de Douglas Pérez y que no se cumplen en el caso del señor Reynaldo Picado, quien espera también la decisión en la cárcel de una posible extradición”.

Con la extradición de Douglas Pérez, que contó con la intervención abusiva de la Interpol cuyo mandato le prohíbe accionar en casos políticos, su gobierno demuestra el desprecio que el Estado de Costa Rica ha manifestado de perenne respecto de los nicaragüenses”, criticó CALIDH.