CALIDH reafirma compromiso y acompañamiento legal y gratuito a víctimas y familiares de la represión en Nicaragua

El Centro de Asistencia Legal Interamericano en Derechos Humanos (CALIDH) en el marco de su tercera sesión extraordinaria, reafirmó el miércoles su “compromiso y acompañamiento legal y gratuito” a las víctimas y familiares de la represión en Nicaragua.

La Asamblea General de CALIDH aprobó la declaración sobre la situación en el país centroamericano, presentado al pleno por la comisión especial y entre otras cosas declaró “continuar la labor de seguimiento y atención especial y permanente de la situación de Nicaragua”.

Esta es la declaración de CALIDH:

1. Solidarizarse con el pueblo nicaragüense y respaldar la lucha y resistencia cívica y pacífica de las distintas expresiones organizadas y de la sociedad en general de Nicaragua;

2. Rechazar el acelerado proceso de restricción de los derechos humanos que vive el pueblo nicaragüense tanto dentro como fuera del territorio de este país;

3. Rechazar el carácter antidemocrático y autoritario del gobierno de Nicaragua profundizado desde el inicio de la crisis social y política de 2018, así como la concentración inconstitucional de funciones y atribuciones estatales en el poder ejecutivo;

4. Expresar su profunda preocupación por la erosión de la institucionalidad nicaragüense que provoca que la situación de vulnerabilidad de diversos grupos discriminados histórica, estructural y contextualmente se profundice, especialmente con el patrón de censura y castigo que ejerce el Estado nicaragüense contra las voces opositoras y en general contra toda la población de este país;

5. Lamentar el aumento de la violencia contra grupos como las mujeres, niñeces, adolescencias, adultos mayores, personas LGBTIQA, pueblos y comunidades 2 indígenas y afrodescendientes, defensores y defensoras de derechos humanos entre otras;

6. Expresar profunda preocupación por la perennidad del discurso estatal de negación de cualquier forma de participación de sus agentes en las graves violaciones de derechos humanos que se perpetran hasta el día de hoy en Nicaragua;

7. Reiterar nuestro firme compromiso y acompañamiento legal y gratuito con las víctimas y familiares de las graves violaciones de Derechos Humanos ocurridas desde 2018 y reafirmamos nuestro compromiso de aportar un grano de arena para restituir sus derechos de memoria, verdad, justicia y reparación integrales;

8. Expresar nuestro firme compromiso con la restauración de la democracia y los derechos humanos en Nicaragua;

9. Demandar que se produzca la liberación incondicional de todas y todos los presos políticos. Exigimos se detengan todas las formas de tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes y se permita la vigencia de todos los derechos establecidos en las leyes sobre régimen penitenciario en Nicaragua, especialmente la atención médica oportuna de las personas en riesgo por enfermedades crónicas;

10. Demandar el cese de todas las formas de interferencias e intromisiones abusivas de las autoridades estatales en la libertad religiosa de la Iglesia Católica y otros ritos, así como el cese de la difamación, criminalización y expulsión forzada del país de los líderes y jerarcas católicos;

11. Exigir el restablecimiento de las libertades públicas, especialmente la libertad de expresión, pensamiento, reunión, asociación y prensa. Nos solidarizamos con los medios y trabajadores de la comunicación que han tenido que exiliarse para proteger su integridad, libertad y vida. Demandamos la devolución de los medios de comunicación confiscados;

12. Exigir la derogación de todas las leyes aprobadas para criminalizar a las voces opositoras y para disolver los espacios de la sociedad civil organizada. Demandamos la derogación de todos los decretos de disolución de personerías jurídicas de asociaciones civiles por haber sido dictadas en contra de cualquier garantía del debido proceso, así como la restitución de todos los bienes a las y los directivos de las organizaciones quienes son sus administradores legítimos.

13. Continuar la labor de seguimiento y atención especial y permanente de la situación de Nicaragua a través de los programas de justiciabilidad, incidencia y promoción de derechos y formación del Centro por el tiempo que sea necesario.

QUÉ ES CALIDH

CALIDH, una organización que nació en Argentina en 2020, fundada por el abogado nicaragüense Danny Ramírez Ayérdiz, y que brinda asesoría y acompañamiento legal a las personas que buscan justicia internacional cuando en sus países son ignorados.

CALIDH ha presentado ante la justicia argentina una denuncia contra altos funcionarios nicaragüenses –entre ellos el dictador Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo— por delitos de lesa humanidad perpetrados en Nicaragua desde 2018.

También presentó ante la Justicia federal argentina, una denuncia específica por crímenes de lesa humanidad perpetrados desde hace varios años contra las comunidades y pueblos indígenas en el Caribe Norte de Nicaragua.

Asimismo, presentará ante diferentes organizaciones internacionales un informe sobre el estado de la Laicidad y la libertad religiosa en Nicaragua.

Ramírez Ayérdiz, indicó a La Mesa Redonda que la presentación del informe será en el primer trimestre de 2023 ante el Consejo de Derechos Humanos,  el Vaticano, la Asociación Internacional y para la Libertad religiosa, y al Consejo Mundial de Iglesias.

Explicó que se trata de un informe donde “partimos de nuestra profunda preocupación porque el Estado de Nicaragua no puede garantizar la libertad religiosa y en ese sentido denunciar las intervenciones abusivas del Estado contra la Iglesia católica”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.