Canciller colombiano aclara que “de ninguna manera estamos con Ortega” y anuncia que Colombia va a censurar a Ortega en Ginebra

El ministro de Relaciones Exterior de Colombia, Álvaro Leyva, aclaró este viernes en una entrevista con el medio colombiano W Radio cuál será la postura que el gobierno de Gustavo Petro tomará frente al régimen de Daniel Ortega en Nicaragua.

Leyva fue tajante: “De ninguna manera estamos con el señor Ortega”. Con la frase, desestimó las especulaciones que rondaban sobre una posible aceptación del Gobierno Petro a las actuaciones del régimen orteguista.

Leyva ahondó en las razones que impidieron su participación el 13 de agosto en la sesión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), en la que 27 países condenaron las agresiones de Ortega contra la iglesia católica, la prensa y organizaciones no gubernamentales.

Eso fue una sesión extraordinaria el 13 de agosto cuando nosotros estábamos viajando a Cuba. No había claridad respecto a nuestra participación. Todo estaba en pañales”, agregó. En pocas palabras, según el canciller, el nuevo gobierno del presidente Gustavo Petro apenas se estaba acomodando en sus funciones, en especial en la cartera de Leyva.

En ese sentido, aseguró que la ausencia no tuvo nada que ver con el litigio internacional en La Haya por el espacio marítimo en disputa entre Colombia y Nicaragua. Negó que Colombia estuviera intentando negociar con el régimen de Ortega por ese caso, y enfatizó en que, además de lo ya dicho, la ausencia tuvo que ver con razones humanitarias.

Una cosa es una acción humanitaria y otra es una confusión derivada de que tenemos una situación jurídica pendiente en la corte internacional”, manifestó.

Leyva explicó que el tema humanitario se trata de que Colombia estaba junto con otros países intentando mediar para que Nicaragua dejara en libertad a políticos opositores y representantes de la iglesia católica, en específico la privación de la libertad del obispo Rolando Álvarez.

Fue una razón absolutamente humanitaria. Se ha querido mezclar con el litigio que se tiene con Nicaragua, pero el obispo encarcelado no tiene nada que ver con las decisiones de la Corte Internacional de Justicia”, manifestó. 

De ninguna manera estamos con el señor Ortega, una cosa es una acción humanitaria y otra cosa es una confusión”, añadió.

El canciller criticó a Ortega por estar “metiendo a amigos a la cárcel, acabando con las organizaciones de derechos humanos”.

Sobre la acción humanitaria, Leyva destacó que, en efecto, no se ha podido llevar a cabo la liberación de los presos políticos, que tiene menos chances de lograrse “con cuestionamientos que terminan en que el Congreso nos cita”, refiriéndose a los dos debates de moción de censura contra él que está adelantando el Centro Democrático.

COLOMBIA FIRMARÁ RESOLUCIÓN DE LA ONU CONDENANDO A ORTEGA

Leyva anunció que Colombia firmará una moción que surge en Ginebra para censurar a Ortega por sus violaciones a los derechos humanos en Nicaragua.

Mi conciencia está tranquila. Llega un momento en el que no se puede más. Estamos en vísperas de una moción que surge en Ginebra censurando a Nicaragua. Son 53 países que van a manifestarse, Colombia está incluida. La resolución en Ginebra condena la violación de derechos humanos en Nicaragua. La voluntad se agota. Eso no significa que aun firmando esa declaración, los países dejemos de lado nuestra preocupación por quienes están detenidos”, indicó.

Vamos a firmar una resolución condenando la violación de los derechos humanos allí. No nos vamos a quedar cruzados de brazos”, explicó.

El Estado colombiano y el presidente Petro manifiestan claramente que de ninguna manera estamos con el señor Ortega”, reiteró.

Finalmente, solicitó que no confundan una intención de intervenir en favor de la vida de la gente en Nicaragua con falta de rechazo a las violaciones contra los derechos humanos, pues no son lo mismo. “Esto no es de carácter ideológico, sino humanitario. Más temprano que tarde se debe resolver este tema. Colombia ha venido jugando a favor de la vida y la libertad de una gente que no tiene por qué ser atropellada por el señor Ortega en Nicaragua, pero naturalmente acompaño la condena por los hechos que ocurren allá”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.