Cardenal de Honduras califica de “guerra callada” los ataques a la Iglesia Católica en Nicaragua

El cardenal hondureño Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga calificó como una “guerra callada”, la persecución que existe contra la Iglesia Católica en Nicaragua por parte del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

El purpurado hondureño afirmó durante la misa dominical del 14 de agosto que “esa guerra callada que están haciendo para perseguir a Jesús en su Iglesia en la hermana nación de Nicaragua, ese no es el fuego que Jesús ha venido a traer”.

La situación contra la Iglesia católica se agudizó en Nicaragua no solo con el cierre de medios de comunicación católicos, sino también con el secuestro en el Palacio Episcopal del obispo Rolando Álvarez.

El cardenal hondureño consideró que lo que está sucediendo en Nicaragua no es el fuego que Jesús vino a traer a la tierra. Tampoco lo es la guerra “triste” que sufren los hermanos de Ucrania y de Rusia, acotó el también coordinador del Consejo de Cardenales del Vaticano.

Jesús no quiere el fuego de la guerra ni de las armas. Esa guerra tan triste que están sufriendo los hermanos de Ucrania y de Rusia”, refirió. Además replicó que “tampoco el fuego de aquellos que destruyen la naturaleza y que llenan de incendios los países. Es otra cosa, es abrirnos al amor, al testimonio y a la coherencia”.

Debemos preguntarnos que, si el espíritu de la convivencia y del amor enciende en nosotros una vida cristiana que se vuelque en hacer el bien como decía en apóstol Pablo en la epístola de los Gálatas: No nos cansemos hacer el bien. Ese es el fuego que Jesús viene a traer para que nuestra fe de fruto abundante”, pregonó el jerarca católico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.