Cardenal de Hungría se solidariza con la Iglesia Católica en Nicaragua

El Cardenal húngaro Peter Erdö, Arzobispo Metropolitano de Esztergom-Budapest y Primado de Hungría, expresó su solidaridad y oraciones por la Iglesia Católica de Nicaragua y por “la paz” del país.

En una carta dirigida a monseñor Carlos Herrera, Presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, el jerarca de Hungría dijo que “con profunda emoción nos enteramos de la triste noticia de los atentados y de la persecución que la Iglesia sufre en su país”.

En nombre de toda la comunidad católica confiada a mi cuidado pastoral, os aseguro nuestra total solidaridad y oraciones por usted y por la paz de su país. Nuestras experiencias en el pasado nos hacen aún más sensibles a sufrimiento de todos los que son perseguidos u oprimidos por su fe”, añadió.

En Nicaragua, la escalada del régimen de Daniel Ortega contra la Iglesia Católica alcanzó al obispo Rolando Álvarez, quien fue secuestrado la madrugada del viernes 19 de agosto por agentes policiales de la Curia Episcopal de la Diócesis de Matagalpa, donde estaba confinado desde hacía 15 días.

Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa y administrador apostólico de la Diócesis de Estelí, se encuentra bajo “resguardo domiciliar” en Managua, según la Policía, que lo acusa de intentar “organizar grupos violentos”, supuestamente “con el propósito de desestabilizar al Estado de Nicaragua y atacar a las autoridades constitucionales”.

Previo al secuestro de Álvarez, el régimen cerró al menos ocho estaciones de radio católicas y sacó de la programación de la televisión por suscripción a tres canales católicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.