Casi 1,8 millones de alumnos vuelven a escuelas de Nicaragua pese a pandemia

Cerca de 1,8 millones de alumnos regresaron este lunes a las escuelas de Nicaragua para recibir clases presenciales, pese a las advertencias del gremio médico sobre una posible propagación de la pandemia del COVID-19 en los centros de estudio.

Niños y adolescentes vestidos con el tradicional uniforme azul y blanco, los colores de la bandera de Nicaragua, acudieron a sus escuelas desde tempranas horas, y a diferencia del inicio del año escolar de 2020, cuando aún no se había declarado la pandemia, en esta ocasión se observó a más escolares usando mascarillas para prevenir el coronavirus.

“Vamos a lavarnos las manos. Hacer los recreos en diferentes horarios. Y ya se fumigaron los colegios”, dijo el asesor del régimen de Daniel Ortega para temas de educación, Salvador Vanegas, durante una presentación televisiva que sirvió como inauguración del año escolar 2021.

La afirmación del funcionario no pudo ser comprobada porque en Nicaragua no está permitido el ingreso a edificios estatales a medios de comunicación no oficialistas.

Lo que sí se pudo observar es que algunos padres de familia orientaban a sus hijos cumplir con las normas de higiene recomendadas por el gremio médico, como el uso de mascarillas, alcohol, y lavado de manos constantes.

Desde enero pasado el Comité Científico Multidisciplinario, las Asociaciones Médicas Nicaragüenses, y el Observatorio Ciudadano COVID-19, todos independientes y dirigidos por médicos, recomendaron al régimen tomar medidas para evitar la aglomeración de estudiantes, tanto en las escuelas como en las unidades de transporte.

Las recomendaciones emitidas por el gremio médico incluyeron la posibilidad de brindar clases en línea, mantener abiertas las ventanas de aulas y autobuses, capacitar a los maestros sobre cómo prevenir la propagación del coronavirus, garantizar el uso de mascarillas, insistir en el lavado de manos constante, y proveer de alcohol a la comunidad estudiantil.

Hasta ahora las autoridades no han divulgado sus planes de bioseguridad en las escuelas, aunque en los colegios han orientado a los alumnos acudir con tapabocas, que tendrán recesos escalonados y lavarse las manos constantemente.

En 2020 el régimen se negó a suspender las clases presenciales ante la pandemia y estableció medidas de prevención de forma tardía, luego de que las ausencias de estudiantes superaron el 40% a nivel general, y tras la muerte de decenas de profesores, según la Unidad Magisterial, un tema sobre el que las autoridades no se manifiestan.

El curso escolar 2021 se extenderá hasta noviembre o diciembre próximo, según lo decida el Ministerio de Educación, con un receso semestral de dos semanas que tradicionalmente se dan en junio o julio.

*Con información de EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *