Destacados / Nacionales · 07/12/2023

Católicos nicaragüenses celebran este jueves la “Gritería” en honor a la Concepción de María

En Nicaragua se celebra este jueves 7 de diciembre a la Inmaculada Concepción con la tradicional “Gritería” o “Purísima”, que alude a que los fieles católicos griten en los altares: “¿Quién causa tanta alegría?”, a lo que se responde: “La Concepción de María”.

Esta noche se espera que miles de nicaragüenses se desborden por las calles de Nicaragua para celebrar la tradicionalGritería”, una fiesta religiosa popular que se celebra desde 1857.

La “Gritería” consiste en que los fieles recorren en grupos las calles de su ciudad, y se detienen ante cada altar de la Virgen que encuentran a su paso para entonar cantos, rezos, y gritar “¿Quién causa tanta alegría?”, y responder “La Concepción de María”.

A cambio de rezar y cantar, los feligreses reciben dulces, frutas, trozos de caña de azúcar, el popular nacatamal y en algunos casos pequeñas bolsas con arroz, fríjoles, azúcar y otros tipo de regalos en medio de la quema de abundante pólvora.

Los protagonistas de las romerías, en algunos casos, van dotados de novenarios para cantar a la virgen, incluso a veces amenizados por bandas filarmónicas, y también llevan bolsas para llenarlas con los obsequios que reciben.

La “Gritería”, una de las tradiciones más populares de Nicaragua y es también celebrada por la diáspora nicaragüense.

Un 58% de los 6,5 millones de habitantes de Nicaragua profesan la fe católica, según datos oficiales.

NACIÓ DESPUÉS DE LA GUERRA NACIONAL

La “Gritería”, nació el 7 de diciembre de 1857, recién finalizada la Guerra Nacional, cuando fueron expulsados los filibusteros estadounidenses.

Ese día, frente a la plaza de la parroquia San Felipe, en el municipio de León, 90 kilómetros al noroeste de Managua, el sacerdote Gordiano Carranza, acompañado de una imagen de la virgen María y ante cientos de fieles marianos lanzó el grito de: “¿Quién causa tanta alegría?”, a lo que respondió: “La Concepción de María”,.

Después de 164 años el grito del sacerdote Carranza es coreado por miles de nicaragüenses en una actividad que se celebra la noche del 7 de diciembre y consiste en recorrer las calles y visitar altares en honor a la virgen, con cánticos y rezos.