Chaves promete a Biden que Costa Rica seguirá siendo un aliado en economía y seguridad

El presidente costarricense, Rodrigo Chaves, prometió este martes a su homólogo estadounidense, Joe Biden, que Costa Rica seguirá siendo uno de los aliados más “fuertes” de Estados Unidos en economía y seguridad.

Puedo afirmarle, señor presidente, que Costa Rica ha sido y seguirá siendo uno de los aliados más fuertes del mundo en materia de sus intereses en economía y seguridad, que son los nuestros”, dijo al inicio de la reunión con Biden en el Despacho Oval de la Casa Blanca y en presencia de los medios de comunicación.

Además, Chaves alabó el trabajo que EE.UU. ha hecho para asegurar las cadenas de suministro y afirmó que su país se siente “orgulloso” de ser parte de esos esfuerzos y de haber forjado una alianza con Washington para fabricar chips, algo que se produjo tras la aprobación hace un año de una ley estadounidense conocida como CHIPS Act.

El costarricense añadió que comparte con Biden su visión de que la “prosperidad debería ser generada y compartida ampliamente” y reconoció que ambos se enfrentan a desafíos en la generación de esa prosperidad y en la mejora de la calidad de la vida de la gente.

Según dijeron a EFE fuentes costarricenses antes de la reunión, Chaves quiere abordar con Biden la inclusión de Costa Rica en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), algo que el presidente costarricense ya propuso en diciembre del año pasado y sobre lo que Washington no se ha posicionado.

De manera muy breve durante sus declaraciones en el Despacho Oval, Chaves también hizo mención a los desafíos en seguridad que afrontan los dos países.

La seguridad y, específicamente, la lucha contra el tráfico de narcóticos es otro tema de la reunión debido al creciente poder de los cárteles de la droga mexicanos en Costa Rica y la repercusión que está teniendo en ese país el aumento de la producción de cocaína en Colombia.

En 2022, Costa Rica alcanzó un récord de 656 homicidios, y la situación ha empeorado en 2023 con un aumento del 42 % en el número de asesinatos durante la primera mitad del año en comparación con el año anterior, según datos oficiales.

Después de la reunión, en declaraciones a la prensa, Chaves indicó que el encuentro había durado una hora y cuarto y había sido “muy productivo”.

Preguntado por EFE, detalló que la migración había sido uno de los temas de la agenda y que tanto él como Biden hablaron sobre la “importancia de entender la naturaleza del fenómeno y administrarlo mientras se encuentran soluciones a los problemas estructurales que generan esa migración”, incluida la pobreza y falta de oportunidades.

Eso va a llevar tiempo arreglarlo, sin duda”, admitió Chaves, quien mientras tanto abogó por manejar de manera adecuada esos flujos migratorios.

Costa Rica, con unos 5,1 millones de habitantes, tiene una posición migratoria complicada: se ha convertido en el principal destino de los nicaragüenses que huyen de su país y además es una vía de tránsito para quienes han atravesado la peligrosa selva del Darién entre Colombia y Panamá y cuyo destino es Estados Unidos.

Esta fue la primera reunión bilateral entre Biden y Chaves, que asumió la presidencia en mayo de 2022.

Asimismo, es la primera vez en casi 17 años que un presidente costarricense se reúne con uno de Estados Unidos en el Despacho Oval. La reunión más reciente de este tipo fue el 6 de diciembre de 2006, cuando se encontraron el estadounidense George W. Bush (2001-2009) y el costarricense Óscar Arias Sánchez, que ocupó el cargo en dos períodos (1986-1990 y 2006-2010).