CIDH: Grave crisis de DDHH en Nicaragua se ha extendido debido a la instalación de facto de un estado de excepción

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) publicó el jueves su Informe Anual 2019, el cual, incluye un análisis sobre la grave situación de los derechos humanos que persiste en Nicaragua en el contexto del cierre de los espacios democráticos en el país.

La CIDH indicó que “la grave crisis de derechos humanos en Nicaragua se ha extendido, debido a la instalación de facto de un estado de excepción” caracterizado por el ejercicio abusivo de la fuerza pública para reprimir a las voces disidentes al régimen de Daniel Ortega.

A esto se suma el allanamiento, clausura y censura de medios de comunicación, cierre de organizaciones de la sociedad civil, así como a la injerencia y el control del Poder Ejecutivo en los demás poderes públicos.

Durante 2019, el organismo documentó el ejercicio arbitrario por parte del Estado en sus diferentes órganos, como consecuencia, entre otras cuestiones, de la falta de independencia del Poder Judicial y de otros órganos públicos, señaló el documento.

“En el 2019, la CIDH también observó que el prolongado debilitamiento de la institucionalidad democrática en Nicaragua ha derivado en la perpetuación de la crisis de derechos humanos en el país, así como en la generación de una situación de impunidad estructural respecto las graves violaciones a los derechos humanos cometidas”, reza el boletín.

Asimismo, la CIDH destacó que el régimen orteguista incumple las medidas cautelares otorgadas en el contexto de la crisis y las 15 recomendaciones formuladas, tanto en sus Observaciones Preliminares como en el Informe de su visita al país.

CIDH preocupada por situación sanitaria en Nicaragua

Joel Hernández García, presidente de la CIDH expresó que desde el organismo han observado con atención el caso de Nicaragua en torno a la pandemia del coronavirus, viendo “insuficientes” las pocas medidas que el régimen orteguista a adoptado.

“Mientras todos los países están con medidas de confinamiento, no es el caso de Nicaragua, que mantiene actividades. Los chicos siguen yendo a la escuela. Se sale del patrón general de acciones que están tomando la mayoría de los países”, dijo.

“Nicaragua nos preocupa porque nos parece porque la estrategia parece ser actuar bajo una pretendida normalidad. Hay alarma de varias organizaciones y llamados de la Organización Panamericana de la Salud para que se tomen medidas más consistentes con la magnitud de la pandemia”, agregó.

Foto cortesía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.