CIDH otorga medidas cautelares a favor de Ana Margarita Vijil, Dora María Téllez, Suyen Barahona, Hugo Torres, Víctor Hugo Tinoco, Arturo Cruz y Luis Rivas Anduray

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) anunció este miércoles que  otorgó medidas cautelares a favor de los opositores Ana Margarita Vijil, Dora María Téllez, Suyen Barahona, Hugo Torres, Víctor Hugo Tinoco, Arturo Cruz Sequeira y Luis Rivas Anduray, tras considerar que se encuentran “en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos” en Nicaragua.

La CIDH detalló mediante un comunicado que Dora María Téllez, Ana Margarita Vijil, Suyen Barahona, Víctor Hugo Tinoco y Hugo Torres Jiménez son integrantes del partido opositor Unión Democrática Renovadora (Unamos); mientras que Arturo Cruz Sequeira es precandidato presidencial del partido opositor Alianza Ciudadana; y, Luis Alberto Rivas Anduray fue Vicepresidente de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (FUNIDES). Todos “serían (personas) conocidas opositoras al actual gobierno de Nicaragua”.

“Estas personas se encontrarían en una situación de riesgo, tras ser privadas de su libertad sin mediar orden previa, debido a que no se conocen sus condiciones de detención, a ello se suma que algunas padecen enfermedades crónicas graves y a otras se desconocen sus paraderos”, señaló la Comisión.

La CIDH aseguró que el régimen de Daniel Ortega solo dio información en el caso de Arturo Cruz, afirmando sobre “la inexistencia de una situación de extrema gravedad e informar que los procesos penales del propuesto beneficiario se estarían tramitando bajo el respeto de los principios y garantías que inspiran el ordenamiento jurídico nicaragüense”.

El régimen, “no aportó mayores elementos para desvirtuar las alegaciones de la parte solicitante desde el estándar prima facie aplicable”, añadió la CIDH.

Al mismo tiempo, la Comisión lamentó “la falta de respuesta” por parte del régimen en relación con las situaciones de los restantes seis afectados.

La CIDH tomó en cuenta la situación actual por la que atraviesa Nicaragua y que las alegadas situaciones de riesgo de las personas beneficiarias estarían relacionadas con sus perfiles como opositoras al régimen orteguista.

Además, advirtió que todas las personas beneficiarias se encuentran “privadas de su libertad, en situación de incomunicación, siendo que los hechos alegados estarían siendo atribuidos a autoridades estatales”.

En ese mismo sentido, se señaló particularmente que Tinoco Fonseca, Cruz Sequeira y Rivas Anduray padecen de diversas enfermedades crónicas, así como que los señores Torres Jiménez y Cruz Sequeira son personas mayores.

La CIDH solicitó al régimen de Ortega que adopte las medidas necesarias para proteger los derechos a la vida, integridad personal y salud de los siete nicaragüenses antes mencionados y asegure que sus condiciones de detención sean compatibles con los estándares internacionales aplicables en la materia; “tomando en cuenta la situación de riesgo a la vida, integridad personal y salud como resultado de las circunstancias que rodean sus privaciones de libertad actuales, se evalúe, inmediatamente, la posibilidad del otorgamiento de medidas alternativas a la privación de la libertad, de conformidad con su normativa interna y a la luz de los estándares interamericanos aplicables; y, informe sobre las acciones adelantadas a fin de investigar los presuntos hechos que dieron lugar a la adopción de la presente resolución y así evitar su repetición”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *