CIDH otorga medidas cautelares a las presas políticas Samantha Jirón, Jeannine Horvilleur y Ana Carolina Álvarez Horvilleur

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a favor de las presas políticas Cynthia Samantha Jirón Padilla, Jeannine Horvilleur Cuadra, Ana Carolina Álvarez Horvilleur y sus núcleos familiares, tras considerar que se encuentran en “situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos en Nicaragua”, informó el Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más.

La CIDH indicó que Samantha, Jeannine y Ana Carolina, estas últimas madre e hija, son consideradas opositoras al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo y se encuentran detenidas en el Centro Penitenciario La Esperanza y la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como el Nuevo Chipote, en condiciones “inadecuadas y sin atención médica necesaria y oportuna para atender su salud”.

Samantha Jirón, la presa política más joven de Nicaragua

Samantha, es la presa política más joven de Nicaragua, fue encarcelada a la edad de 22 años el 9 noviembre de 2021 por agentes vestidos de civil, motorizados y armados sin presentar orden de captura. Durante más de 20 horas no se supo de su paradero hasta el 10 de noviembre de 2021 cuando su familia la localizó en la Estación de Policía del Distrito III, de donde la trasladaban todos los días al Chipote para interrogatorios exhaustivos.

En este tiempo no tuvo acceso a sus medicamentos, pese a que sufre de migrañas constantes, gastritis y nervios, así como de bajones de azúcar no controlados y tampoco le entregaron sus lentes”, indicó el Colectivo.

La joven fue condenada el 7 de marzo pasado a 8 años de prisión, bajo los cargos de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional y Ciberdelitos”.

Madre e hija

En el caso de las medidas cautelares de Jeannine y Ana Carolina, madre e hija, también se extienden a Javier Alberto Álvarez Zamora, esposo y padres de las presas políticas actualmente en el exilio, quien se declaró opositor y activista humanitario por lo cual su familia fue acosada desde abril 2018.

Ambas mujeres fueron secuestradas por la Policía el 13 de septiembre pasado cuando agentes allanaron su casa de habitación buscando al señor Javier Alberto y al no encontrarlo detuvieron a Jeannine y Ana Carolina, quienes son ciudadanas francesas y nicaragüenses.

Los familiares las buscaron en varios lugares sin tener respuesta de su paradero y fue el 15 de septiembre de 2022 que un agente del Nuevo Chipote les confirmó que estaban detenidas dentro del complejo policial.

Madre e hija son acusadas por la Fiscalía Orteguista de los presuntos delitos de “propagación de noticias falsas, en concurso real de conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional”.

La CIDH solicitó al Estado de Nicaragua que “adopte las medidas necesarias para proteger los derechos a la vida, integridad personal y salud de Cynthia Samantha Jirón Padilla y su núcleo familiar; Jeannine Horvilleur Cuadra, Ana Carolina Álvarez Horvilleur y sus respectivos núcleos familiares”.

También el otorgamiento de medidas alternativas a la privación de la libertad, en este caso su inmediata liberación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.