Comisionada de la CIDH: “Quisiera hacerle un llamado a ese hombre y esa mujer que dirigen el país a que nos sentemos en un diálogo realmente constructivo”

Esmeralda Arosemena, relatora de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para Nicaragua hizo un llamado a la pareja de dictadores Daniel Ortega y Rosario Murillo, para que permitan entrar a ese organismo al país y entablar un “diálogo realmente constructivo”.

Nuevamente en mi condición de relatora para Nicaragua, quisiera hacerle un llamado a ese hombre y esa mujer (Daniel Ortega y Rosario Murillo) que dirigen el país a que nos sentemos en un diálogo realmente constructivo o a que se reconozca que van a imponer sus leyes y sus pautas y que eso es lo que hace un dictador, que permitan entrar y demuestren que El Chipote no tiene esas condiciones (cárcel de torturas)”, dijo Arosemena en una entrevista con el diario El PAÍS.

Esmeralda Arosemena

El diario español, le preguntó a la comisionada sobre las condiciones de los presos políticos nicaragüenses, en particular los que se encuentran en El Chipote.

“El tema de la justicia, pues nuestras leyes y constituciones son baluarte de la vida de la gente. No son solo los tratados internacionales, sino lo que las leyes del propio país los que permiten que en un momento dado de transgresión se haga justicia. Me preocupa el sistema de justicia y esa falta absoluta de independencia para el manejo de las investigaciones. Leía hoy que se están colocando tipos delictivos en blanco, que no son tipos penales que la justicia reprende, se están condenando a personas a 12 años de prisión. Es otro concepto de la detención como respuesta social y la cárcel no es una respuesta social. Hoy (ayer) que se reanudan los procesos suspendidos arbitrariamente, es más notorio el problema de sistema de justicia, porque permea todo, porque no está haciendo su trabajo”, respondió la panameña.

Arosemena, también relató que en 2017, en su primer período como relatora para Nicaragua, fue invitada al país para un evento académico con organizaciones sobre los derechos de la niñez y se le negó la seguridad.

El sistema de justicia es algo por lo que pueblo de nicaragüense luchó, pero a mí me dijeron esa vez que esas organizaciones no estaban para defender los derechos de los niños. Eso me indicó que el problema de justicia venía de atrás y esa injerencia sobre el órgano judicial se reflejó después cuando le quitaron la personalidad jurídica a las organizaciones no gubernamentales”, dijo.

Asimismo, reiteró que para la CIDH sí es una prioridad el tema de los presos políticos en Nicaragua, “porque es la vida y la integridad de una persona en las condiciones que hoy se denuncian, son los testimonios de mujeres y hombres que están sufriendo tortura, que sus vidas están en peligro. Debe ser una condición sine qua non para todo diálogo”.

“A nuestros países aún le falta este análisis más allá de la conceptualización política. Necesitamos una nueva humanidad, más solidaria y equitativa. Esos son los principales objetivos de un diálogo objetivo y constructivo, aunque hoy ni Ortega ni (Nicolás) Maduro están dando ninguna muestra de un diálogo constructivo. No es un hombre o una mujer en el poder, es toda la institucionalidad de esos países que debe funcionar”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.