Destacados / Nacionales · 17/01/2024

Congreso de Costa Rica condenó atentado contra nicaragüenses y exige esclarecer el caso

El Congreso de Costa Rica aprobó el martes una moción en la que condena el atentado de la semana pasada contra el exiliado nicaragüense Joao Maldonado y su esposa Nadia Robleto, además exigió a las autoridades esclarecer el caso y determinar si en el país operan grupos criminales asociados al régimen de Daniel Ortega.

En una votación de 35 a favor de diversos partidos y 8 en contra de la fracción del gobernante Partido Progreso Social Democrático (PPSD), el Plenario Legislativo aprobó la moción que “condena el cobarde ataque perpetrado contra Joao Maldonado, activista político opositor y exiliado nicaragüense y su esposa Nadia Robleto”.

La moción también solicita a las autoridades competentes “actuar con diligencia para esclarecer la causa de este atentado y determinar si en nuestro país operan grupos criminales articulados por la dictadura nicaragüense, dedicados a perseguir y atacar en territorio nacional a refugiados nicaragüenses”.

Maldonado y Robleto, quienes se encuentran hospitalizados, fueron atacados a balazos por dos motociclistas cuando el pasado miércoles conducían su vehículo en la localidad de Montes de Oca, en el sector este de San José. Maldonado ya había sido atacado a balazos en 2021 en Escazú, al oeste de San José.

El texto también menciona unas declaraciones dadas por el presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, en una entrevista con EFE, en las que dijo que a pesar de no tener embajador en Managua, mantiene una relación cordial con el dictador Daniel Ortega, y que incluso consultaban algunos temas.

Los diputados exigieron al Gobierno de Chaves “revisar los protocolos de protección de las personas que se encuentran en el país en condición de refugiado por razones políticas”.

Además, los legisladores exigieron al Gobierno que exprese “una clara condena y una enérgica censura al régimen Ortega-Murillo por violentar los derechos políticos más básicos y reprimir a la sociedad nicaragüense, encarcelar a reos de conciencia, perseguir a la prensa independiente, usurpar la propiedad privada de los ciudadanos y desterrar y despojar de su nacionalidad a opositores”.

La diputada del Partido Liberal Progresista, Johana Obando, promotora de la moción, dijo en el Plenario que en Nicaragua existe “una dictadura tomada por una familia que ha hecho de Nicaragua un desierto” y afirmó que el Gobierno de Costa Rica “no puede ser amigo de las personas que están masacrando a un pueblo” y que “han cometido crímenes de lesa humanidad”.

*Con EFE