Cónsul de Ortega en Gran Canaria, acusado de “mordidas” para lograr contratos en Angola

El cónsul honorario del régimen de Daniel Ortega en Las Palmas, Gran Canaria (isla perteneciente a España), José Herrero de Egaña, está siendo acusado por supuestamente recibir comisiones ilegales en una operación en Angola (África), según reportan medios españoles.

El magistrado de la Audiencia Nacional de España, Santiago Pedraz apertura un juicio oral contra 18 acusados, entre ellos José Herrero de Egaña y cuatro sociedades mercantiles involucrados en irregularidades y comisiones ilegales en contratos suscritos para la construcción de un mercado mayorista en Luanda, capital de Angola, detalla el diario La Provincia.

Los supuestos delitos a los que se enfrentan son corrupción en las transacciones económicas internacionales, malversación de caudales públicos, blanqueo de capitales, falsedad documental, organización criminal o asociación ilícita.

El juez impuso fianzas por 22,2 millones de euros y hasta 21 años de prisión por la suma de todos los presuntos delitos. El entorno de Herrero defiende la legalidad de las actuaciones y su desvinculación de estas empresas en 2012.

Pedraz emitió en abril la apertura de juicio oral tras la instrucción realizada por su antecesor en el Juzgado Central de Instrucción número 5, José de la Mata, que también lanzaba sospechas sobre el modus operandi utilizado por los investigados no solo en los contratos en Angola, sino también en otros países como República Dominicana, Panamá o Argentina y que consistían en el pago de comisiones a autoridades y funcionarios públicos para conseguir los contratos y el beneficio personal con mordidas de esas comisiones.

En el caso de la construcción del mercado en Angola, el magistrado involucra a Herrero de Egaña como receptor de comisiones del 1% de los contratos y podría, según el auto, haber recibido otro 1% adicional.

El juez concluye que el montante de las irregularidades alcanza los 20 millones de euros y en el caso de Herrero estima que las comisiones oscilan entre los 400.000 y 600.000 euros. Por ello las actuaciones de los investigados y ahora acusados iban destinadas básicamente a dos finalidades: pagar comisiones a autoridades y funcionarios angoleños y al beneficio personal de los acusados, entre ellos el cónsul de Nicaragua.

A finales de 2019 y en 2020, Herrero de Egaña quedó libre de sospecha en un caso similar por un supuesto pago de mordidas millonarias y sobrecostes superiores al 300% en contratos en el extranjero.

El cónsul de Ortega podría enfrentar el juicio posiblemente en 2024.

José Herrero de Egaña fue nombrado cónsul honorario de Nicaragua en Las Palmas de Gran Canaria en 2012 por el dictador Daniel Ortega.

Sin embargo, el cuerpo consular acreditado en la capital grancanaria apenas conoce a Herrero y, de hecho, muchos cónsules no lo conocen personalmente, afirma el diario español.

Herrero de Egaña reside en Madrid, pero pasa mucho tiempo de viaje haciendo negocios en otros países, ya que su especialidad es el comercio exterior.

ESTRECHA AMISTAD CON BAYARDO ARCE

El diario EL ESPAÑOL, señala a Herrero de Egaña de haber cobrado comisiones de entre el 3% y el 5% a las empresas españolas que deseaban hacer negocios en Nicaragua, gracias a su estrecha amistad con Bayardo Arce.

Según ese diario, Herrero de Egaña cobraba estas cantidades por actuar como conseguidor en Nicaragua, a menudo bajo la amenazada de que las compañías que se negaran a pasar por caja no podrían optar a ningún contrato público en el país centroamericano.

Como contrapartida, el cónsul colocó a una hija de Bayardo Arce, Sofana Arce, como administrativa de la Fundación El Compromiso que dirige su esposa Mari Carmen Pérez Meléndez.

Sofana Arce desarrollaba su labor en la sede de la fundación en la calle Velázquez de Madrid (que más tarde se trasladó a la calle Serrano), pero cobraba su nómina de alrededor de 800 euros al mes de Ibadesa Exportaciones y Servicios SA, una de las sociedades de José Herrero. La Fundación El Compromiso fue constituida en 2000 con José Herrero de Egaña como presidente María Carmen Pérez Meléndez, como vicepresidenta.

Los vínculos de Herrero con la actual dictadura sandinista son tan estrechos que todavía figura como cónsul honorario de Nicaragua en Las Palmas de Gran Canaria.  Gracias a su alianza con Bayardo Arce, José Herrero de Egaña cobró comisiones de entre el 3% y el 5% de las empresas que ejecutaron en Nicaragua los proyectos financiados por el Gobierno español, por un importe total de 83 millones de euros, con créditos FAD como ayudas al desarrollo”, aseguró ese medio en septiembre de 2021.

Los créditos FAD

Entre ellos, dos proyectos adjudicados por la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (ENACAL): la “Mejora y ampliación de los sistemas de abastecimiento de agua potable y alcantarillado de San Juan del Sur” (ejecutado por la UTE Befesa-SETA por importe de 12,5 millones de euros) y la “Mejora y Ampliación de los Sistemas de Agua Potable y Alcantarillado Sanitario de la Ciudad de Boaco” (ejecutado por la misma UTE por importe de 8,8 millones).

El Gobierno español de Jose Luis Rodríguez Zapatero aceptó entre 2005 y 2008 condonar cerca de 100 millones de euros de deuda pública de Nicaragua, a cambio de inversiones de empresas españolas en ese país.

De esta cantidad, 10,9 millones se destinaron a un proyecto de mantenimiento y reparación de centrales eléctricas, que ejecutaría la firma de ingeniería Elecnor SA. En este caso, la comisión que Herrero cobró por asesorar a la compañía española ascendió al 13% del presupuesto total.

El cónsul también cobró por mediar en el conflicto que Unión Fenosa mantenía con el régimen de Daniel Ortega, que en 2008 forzó a la eléctrica a venderle el 16% de su participación en las filiales de distribución Disnorte y Dissur (que había comprado en 2001 por 115 millones de dólares). 

Por su mediación en el conflicto, Unión Fenosa pagó, a través de su filial en Kenia Iberafrica Power LTD, un millón de euros a la sociedad panameña de José Herrero de Egaña, Hutton Overseas Inc. Los pagos se justificaron con cuatro facturas fechadas el 30 de diciembre de 2008, por supuestos servicios de ingeniería para una planta eléctrica de Nairobi, según la documentación a la que tuvo acceso EL ESPAÑOL.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.