Costa Rica presenta plan de desarrollo enfocado en economía y ambiente

El Gobierno de Costa Rica presentó este martes el Plan Nacional de Desarrollo e Inversión Pública 2023-2026, que estará enfocado en siete áreas principales: crecimiento económico, deuda pública, desempleo, pobreza, desigualdad, seguridad ciudadana y descarbonización.

Las autoridades informaron de que el plan reposa sobre dos pilares transversales: el primero, una estrategia de integridad y combate frontal a la corrupción, que atenderá desde la raíz este flagelo en la función pública aplicando los mejores estándares y recomendaciones de la OCDE, y el segundo, el Estado abierto como compromiso con la transparencia y el acceso a la información pública.

Este Plan nos llama a tomar acciones para limpiar el aparato estatal de la corrupción que, vergonzosamente, retrasa el desarrollo del país. ¡Que la función pública recobre el orgullo de una gestión transparente ejercida con ética y puesta al servicio de la ciudadanía!”, afirmó en la presentación el presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves.

El Plan consta de siete metas nacionales, 239 metas sectoriales distribuidas entre 13 sectores, todas alineadas al Plan Estratégico Nacional 2050. Es la visión del gobierno de mediano y largo plazo, y está vinculada a diferentes compromisos internacionales, como los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Entre las metas se encuentran bajar la pobreza del 23 % actual al 19,5 %, el desempleo del 13,6 % al 9,5 %, la desigualdad del 0,509 al 0,493 en el coeficiente de gini, además de reducir la cantidad de homicidios.

El plan también pretende reducir la deuda pública y mantener el crecimiento económico por encima del 3 % anual, y además persigue la reducción gradual en las emisiones de gases de efecto invernadero al ambiente, a partir de la implementación de políticas públicas que contribuyan con el objetivo de la transición energética.

Un alto porcentaje de las metas de este plan considera criterios de género y además buena parte de sus metas e intervenciones públicas -entendidas como planes, programas o proyectos de alto impacto nacional-, están desagregadas regionalmente. Esto es un hito histórico en un Plan Nacional de Desarrollo, en sectores de desarrollo estratégicos que tienen alto impacto en la calidad de vida de la gente”, dijo la ministra de Planificación, Laura Fernández.

El plan, además presenta una hoja de ruta de 132 intervenciones públicas que corresponden a programas o proyectos de alto impacto en el desarrollo nacional, a ejecutarse con una estimación presupuestaria del plan, que corresponde en promedio a un 12,7 % anual del PIB nominal para el periodo 2023-2026.

El plan es sujeto a seguimiento semestral y evaluación anual por parte del Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica y una serie de intervenciones estratégicas son evaluadas como parte de la Agenda Nacional de Evaluaciones conducida por el ministerio a lo largo del periodo de gobierno”, manifestó el viceministro de Planificación Nacional y Política Económica, Marlon Navarro.

*EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.