CSE consuma la farsa electoral y proclama la “reelección” de Ortega y Murillo

Consumado está. Daniel Ortega logró mantenerse en el poder en Nicaragua por cinco años más, tras darse a conocer este lunes los supuestos resultados preliminares de las votaciones del domingo 7 de noviembre, una farsa electoral en la que no se permitió la observación internacional y se encarceló a las principales figuras de oposición.

Con un supuesto total del 97,44% de las actas escrutadas hasta este lunes, el Poder Electoral, cuestionado por su afinidad al orteguismo, otorgó al Frente Sandinista de Daniel Ortega, el 75,92% de los votos.

Las cifras preliminares imponen a Ortega como “presidente”, junto a su esposa Rosario Murillo.

Según el mismo CSE, la participación de los nicaragüenses en las urnas fue del 65,3%, una cifra que contrasta con los datos brindados por el observatorio Urnas Abiertas, que estimó una abstención del 81,5%.

Ortega retornó al poder en 2007 valiéndose de un pacto con el expresidente Arnoldo Alemán y se ha mantenido al mando desde entonces.

De culminar este “nuevo mandato”, Ortega cumplirá 30 años de desgobernar Nicaragua, si se toma en cuenta el primer período que estuvo al frente, tras el triunfo de la Revolución Sandinista en 1979.

El líder sandinista se convertirá en el tercer con más años en el poder en Latinoamérica, solo por detrás de Fidel Castro, en Cuba, y Alfredo Stroessner, en Paraguay.

José Miguel Vivanco, director para las Américas de la organización Human Rights Watch, llamó en un tuit a redoblar la presión internacional contra el régimen de Ortega.

En un tiempo récord, Rosario Murillo celebró en la televisión estatal los resultados del tribunal electoral y tildó de “calumnias” las críticas a su régimen.

*Con VOA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.