Cuba alista los ensayos clínicos de su posible vacuna contra el COVID-19

El Registro Público Cubano de Ensayos Clínicos anunció que los investigadores del Instituto Finlay, en La Habana, comenzarán la próxima semana la etapa de ensayos clínicos que implican, entre otros, pruebas en humanos de su propia vacuna contra el coronavirus. Según las autoridades, los estudios se prolongarán hasta inicios de 2021.

Cuba avanza en el desarrollo de la Soberana 01, su propia potencial vacuna contra el coronavirus. Desde hace varios meses se conoció que la isla estaba trabajando en la creación de un fármaco contra el COVID-19 y ahora las autoridades sanitarias confirmaron que el medicamento está listo para entrar a la fase de ensayos clínicos, según indicó el jefe de Epidemiología en Cuba, Francisco Durán.

El experto dijo a la prensa local que los ensayos clínicos, que se dividirán en dos etapas, comenzarán el próximo lunes 24 e implicarán la administración de dos dosis inyectadas por vía intramuscular de Soberana 01 a los 676 voluntarios que se encuentran en un rango de edad entre los 19 y 80 años. 

Según el informe del Registro Público Cubano de Ensayos Clínicos, se espera que la proporción de personas con una respuesta inmune sea superior al “50% con respecto al grupo control”.

El estudio de casi cinco meses de duración será “aleatorizado, controlado, adaptativo, a doble ciego y multicéntrico” advierte el comunicado del Instituto Finlay, que se ha fijado como objetivo general “evaluar la seguridad, reactogenicidad e inmunogenicidad” del fármaco candidato a ser la vacuna cubana contra el COVID-19.

El centro estatal ha fijado el 11 de enero de 2021 como la fecha de finalización del estudio de la vacuna, cuyos resultados estarían disponibles el 1 de febrero para ser publicados el día 15 del mismo mes.

Además de los avances en el desarrollo de la Soberana 01, Cuba también prevé colaborar con la producción de la vacuna desarrollada por los científicos rusos y cuyo anuncio causó revuelo la semana pasada.

El anuncio fue dado a conocer por el jefe del Fondo de Inversiones Directas de Rusia (RFPI), Kirill Dmitriev, quien aseguró que consideran prudente que la vacuna se produzca en Cuba. Además, el funcionario indicó que se trata de una excelente alternativa debido a “la excelencia de los especialistas cubanos, en quienes confían plenamente”.

La Organización Mundial de la Salud advirtió que tanto la vacuna rusa, Sputnik V, como las otras 20 que se están desarrollando en el mundo y que se encuentran en la fase de ensayos clínicos, deben validar todas las etapas antes de ser consideradas como aptas para la administración universal.

*Con información de EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *