Daniel Ortega no necesita a Humberto Ortega para mediar con los gringos, opina Samcam

El mayor en retiro del Ejército de Nicaragua, Roberto Samcam, opinó este miércoles que la “visita familiar” del dictador Daniel Ortega a su hermano Humberto fue revestida de “una trama política” que no existe, pues a su juicio “Daniel Ortega no necesita absolutamente a nadie para negociar con Estados Unidos”.

La noche del 1° de enero, Rosario Murillo lanzó un comunicado para explicar el por qué Daniel Ortega visitó a su hermano Humberto el pasado 23 de diciembre. Según Murillo, su cuñado se encuentra en “grave estado de salud”.

La “aclaración” de Murillo se dio luego que ese mismo día el periodista Emiliano Chamorro, publicara un video en el que se observa a la caravana de Ortega entrar en el condominio en el que habita Humberto, supuestamente porque este último “estaría siendo enlace de la comunidad Internacional para que el mandatario se abra a un diálogo que busque solución a crisis del país”.

Sorpresivamente, Murillo aseguró que toda otra versión sobre ese encuentro humanitario es grosera e insolente especulación, insensata manipulación, completa falsedad, y evidentes, fraudulentas, irresponsables, lamentables, e imposibles, mentiras y engaños”.

Una visita familiar la revistieron de una trama política, eso no existe. Es decir, Daniel Ortega no necesita absolutamente a nadie para negociar con Estados Unidos, no necesita Daniel Ortega a Humberto Ortega para decirle a los gringos ‘quiero esto, esto y esto, a cambio de los presos políticos’, no lo necesita”, afirmó Samcam en entrevista con La Mesa Redonda.

El exmilitar recordó que varios altos funcionarios estadounidenses han buscado dialogar con Ortega para buscar una salida a la actual crisis sociopolítica del país. Mencionó al exembajador Carlos Trujillo y a Julie Chung del Departamento de Estado.

En ese sentido Samcam prevé que no habrá “absolutamente ningún cambio de aquí a septiembre” en cuanto a las acciones de Ortega para buscar una negociación con el gobierno de Estados Unidos.

No hay Humberto Ortega que valga, no hay Carlos Pellas que valga, Ortega está feliz, más de 3 mil millones de dólares entraron en el 2022 por las remesas. Yo no veo a Ortega presionado por los bancos, presionado por los Estados Unidos”, señaló.

No obstante, el mayor en retiro apunta que el 2024 “va a marcar los pasos” de Ortega, pues ve que sus “padrinos” en referencia a los dictadores Nicolás Maduro de Venezuela y Vladimir Putin de Rusia, están negociando y mermando su poder político frente a Estados Unidos.

Es fundamental los resultados de las pláticas con Venezuela porque eso va a marcar los siguientes pasos de Ortega. Si al final cede Maduro     y hay elecciones medianamente aceptables por la comunidad internacional en el 2024, Ortega queda con las manos atadas. Si al final del año vos ves la derrota de Rusia por Ucrania, eso va a marcar los pasos del 2024 y va a plantear que los Estados Unidos puedan ejercer mayor presión, porque si ya resuelven el problema de Venezuela a base de levantar sanciones y permitir una válvula de respiro a Maduro con el tema del petróleo. Le habían puesto (precio) en la cabeza (de Maduro) 15 millones de dólares; los Estados Unidos tienen intereses y cuando ves que intercambian dos sobrinos de Cilia Flores y de Maduro por varios estadounidenses, vos ves que eso es historia”, explicó.

Cabe señalar que una fuente de todo crédito desmintió el comunicado de Rosario Murillo sobre la supuesta “gravedad” de Humberto Ortega, pues aseguró que el general en retiro del Ejército de Nicaragua, celebró el inicio del 2023 bailando cumbia con su hija en un establecimiento de Camino de Oriente en Managua.

La cuñada (Rosario Murillo) quiere ver al general postrado en una cama. Ese ‘enfermo’ estuvo bailando ayer cumbia en un establecimiento de Camino de Oriente, junto a su hija y acompañado por otros seres queridos”, aseguró la fuente a La Mesa Redonda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.