Defensores del Pueblo de Centroamérica pide respeto de los Derechos Humanos en Nicaragua

El Consejo Centroamericano de Procuradores y Procuradoras de Derechos Humanos (CCPDH), expresó su profunda preocupación frente a las situaciones de “vulneración de los derechos humanos que están ocurriendo en Nicaragua ejercidas contra medios de comunicación y representantes de la Iglesia Católica”.

El CCPDH se refirió al cierre de las radioemisoras adscritas a la Diócesis de Matagalpa y recordó que la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en su artículo 13 que establece lo referente a la Libertad de Expresión, en su numeral 1, señala que “toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección”.

Asimismo, señaló que “el derecho a la libertad de religión, está garantizado en diversos Instrumentos Internacionales de Derechos Humanos, tales como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos, la Declaración sobre la Eliminación de Todas las Formas de Intolerancia y Discriminación Fundadas en la Religión o las Convicciones”.

Es importante mencionar que la libertad de expresión es una condición necesaria para el logro de los principios de transparencia y rendición de cuentas que, a su vez, son esenciales para la promoción y la protección de los derechos humanos”, indicó el Consejo Centroamericano.

Exhortan al régimen Ortega-Murillo a “reconsiderar las acciones ejercidas contra los medios de comunicación, así como de los miembros de la Iglesia Católica, toda vez que los Estados deben promover, respetar y garantizar el derecho de todas las personas a expresar sus opiniones o ideas por cualquier medio y sin miedo a ser perseguidos, sancionados o estigmatizados, tal como los establece la Convención Americana de Derechos Humanos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.