Denuncian “golpizas, malos tratos y torturas” a presos políticos en Nicaragua

El observatorio Monitoreo Azul y Blanco reportó este viernes en su informe semanal de incidentes, que del 10 al 16 de enero se registraron 13 incidentes relacionados a violaciones de derechos humanos en Nicaragua.

El informe destaca que durante la semana pasada se registraron “dos incidentes en contra de periodistas independientes, así como hostigamientos en contra de personas excarceladas políticas e integrantes de organizaciones políticas”.

El Monitoreo también documentó que durante la semana anterior hubo una amenaza, un incidente de judicialización, un control territorial, siete hostigamientos, ocho agresiones y 10 torturas y tratos crueles.

En ese sentido, el observatorio señaló que ha tomado denuncias de “golpizas y malos tratos a personas presas políticas dentro del centro penitenciario La Modelo”.

Asimismo, algunos familiares de presos políticos manifestaron que estos no están recibiendo atención médica oportuna y apropiada dentro de los centros de detención ante síntomas que “podrían estar asociados con el COVID-19”.

El también observatorio Mecanismo para el Reconocimiento de Personas Presas Políticas, reportó este viernes que al menos 30 presos políticos en Nicaragua, están más expuestos a “malos tratos o torturas”.

Un total de 30 personas presas políticas se encuentran en condiciones de reclusiones distintas o discriminatorias, bajo las cuales suelen ser sometidos a un mayor número de incidentes de malos tratos o torturas”, indicó el Mecanismo en su último informe, de acuerdo con la agencia EFE.

Los malos tratos citados en el informe se basaron en denuncias de los reos sobre “mayor número de golpizas, incomunicación con sus familias por largos periodos o suspensión injustificada de las visitas, amenazas de aislamiento total en celdas empreñadas, limitado suministro de alimentos, insuficientes salidas al patio de sol, retiro de Biblias, o luces encendías todo el día”.

El grupo de 30 presos políticos se encuentran bajo “reclusión discriminatoria”, de los cuales 16 están bajo máxima seguridad, nueve en celdas de castigo y cinco en aislamiento, de acuerdo con el Mecanismo.

En el caso de los familiares de este grupo, el observatorio también sufren persecución, malos tratos verbales, discriminación en el recibimiento de productos para los reos, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.