Deserciones y destituciones siguen “desgranando” mandos policiales de Madriz

*Por Voces en Libertad

La salida de comisionados y oficiales en puestos sensibles crece por pugnas internas de poder, diferencias con la actuación del mando, comportamiento indebido y molestia por el manoseo que hacen de la institución el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Muchos se han exiliado y viven con bajo perfil en Estados Unidos y España. 

En pocos departamentos del país, la Policía del régimen ha sufrido tantas destituciones y deserciones como ha ocurrido en Madriz. Después de la rebelión cívica de abril en la que se lanzó a la institución contra la población desarmada, las salidas de oficiales han sido una constantes

En los cambios se cuentan a varios comisionados y comisionados mayores, además de oficiales de menor rango, pero con responsabilidades sensibles. Las pugnas internas de poder, las diferencias con la actuación del mando y molestia por el manoseo que hace de la institución el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo y hasta comportamiento indebido, son algunas de las principales causas.  

A inicios de diciembre del año pasado, fue destituido y dado de baja el Comisionado Genovelio Cuadra, entonces jefe de la inteligencia de la Policía Orteguista (PO) en Madriz, destitución que se dio con la salida del Comisionado General Adolfo Joel Marenco, quien fue jefe de investigación policial y de inteligencia política.  En su lugar, fue nombrado el Comisionado Samuel Gómez, quien hasta hace poco era jefe de la delegación policial del municipio cafetalero de San Juan del Río Coco.

Al Comisionado Genovelio Cuadra le venían “dando seguimiento” después que su hija, Osni Cuadra, se fuera a vivir a los Estados Unidos.  Se cree que Cuadra también podría tomar el mismo rumbo de su hija.  Hace tres meses, fue destituido y dado de baja el también Comisionado Aquiles Hernández, quien fungía como jefe de Seguridad Pública. 

Junto a Hernández, fue destituido y dado de baja el Capitán Oscar Siles, después que los equipos de inteligencia descubrieron que uno de ellos mantenía relaciones sentimentales con una mujer vinculada a la actividad del narcotráfico y el otro era un encubridor. 

Salen de la institución, al exilio 

Madriz registra el mayor número de comisionados y comisionados mayores que han huido a los Estados Unidos, mientras que otros se han ido a España, que es el tercer destino de los nicaragüenses que huyen del régimen. El primero es Estados Unidos y le sigue Costa Rica.      

El excomisionado Aquiles Hernández se fue  a Estados Unidos, donde también está la exoficial Svetlana Tercero Reyes, quien perteneció a la Dirección de Operaciones Especiales (DOEP) de la Policía del municipio de las Sabanas, en Madriz, después que desertara de la institución a mediados del 2022. 

Otro que huyó hace más de un año hacia Estados Unidos es el excomisionado Mayor Javier Martínez, quien fue primeramente segundo jefe de la policía en el departamento de Matagalpa, donde fue señalado de haber secuestrado y torturado a jóvenes en el contexto de los hechos ocurridos en abril del 2018. 

Se decía que como premio, había sido nombrado jefe de la policía en el departamento de Madriz y posteriormente jefe de la policía en el departamento de Nueva Segovia, donde fue destituido con baja deshonrosa al descubrirse que mantenía a escondidas una relación sentimental con la joven Liseth Tercero Salgado, quien fue de la Alianza Cívica en el municipio de Yalagüina. 

Otras “caídas” 

También el año pasado, el Capitán Eliseo González fue destituido de su cargo de jefe de Seguridad Pública en Madriz, porque al parecer mantenía fuertes desavenencias con el entonces jefe de la Policía madricense, Comisionado Mayor Luis Manuel Moncada, ahora asignado a la delegación policial de Tipitapa. Tras la salida del Capitán González renunció su compañera de vida, la Comisionada Dora Santeliz, quien fungía como segunda al mando de la Policía Orteguista en el departamento de Madriz.

Durante y después de las revueltas populares de abril del 2018 en contra de del régimen dictatorial, la delegación departamental de la Policía en Madriz fue la que más registró deserciones de agentes uniformados en la región norte del país, ya que unos 17 uniformados huyeron de Nicaragua. Entre los agentes que desertaron están dos Inspectores de Inteligencia, una Suboficial de Seguridad Pública, una Suboficial Mayor de Investigación de la Comisaría de la Mujer, un Inspector Especializado de Tránsito y dos suboficiales de información y análisis.  

Una fuente de todo crédito dentro de la Policía en Madriz, confió que durante el 2022, habrían abandonado esa institución policial al menos 11 agentes más, aunque estos últimos, oficiales de bajo rango. “Algunos desertaron y otros pidieron sus bajas, pero como se las negaron terminaron huyendo del país”, puntualizó el  informante.   

Los agentes que desertaron y los que huyeron después se han manifestado en contra del régimen de Ortega y Murillo y hasta aseguran ser perseguidos por el régimen por haber abandonado la institución policial, pero hay exiliados nicaragüenses en España y Estados Unidos que creen que estos, siguen haciendo trabajos de inteligencia en esos países y que no se han desligado o desvinculado del órgano represivo. 

También hay un gran número creciente de sandinistas que han estado viajando a los Estados Unidos, muchos de ellos ocupaban cargos importantes dentro del estado en la ciudad de Somoto, cabecera del departamento de Madriz, y que han sido considerados sandinistas violentos, los que también podrían estar realizando trabajos de filtración en las organizaciones opositoras o exiliados políticos. 

Aquí la comunidad nicaragüense los está observando, dijo el doctor Pablo Cuevas, Director de la Defensoría Nicaragüense de Derechos Humanos (DNDH) en Miami, Estados Unidos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.