Dictador Daniel Ortega: “Yo nunca le tuve respeto a los obispos”

El dictador Daniel Ortega admitió anoche que “nunca” le tuvo “respeto” a los obispos”, argumentando que en “la cúpula” de la Iglesia Católica en Nicaragua, “todos eran somocistas”, y que “la sotana no hace santo a nadie”.

Anoche, Ortega participó en una graduación de “Licenciados en Ciencias Policiales”, de la Academia de Policía ‘Walter Mendoza Martínez’, en la que aprovechó para arremeter una vez más contra la Iglesia católica de Nicaragua y sus obispos.

Yo nunca le tuve respeto a los obispos, no podía creer en los obispos, en algunos sacerdotes”, declaró Ortega, quien tildó a los religiosos de “fariseos” y “sepulcros blanqueados”, y los acusó de “llamar al derramamiento de sangre”.

Lo digo como cristiano, yo me formé en una familia católica, cristiana, pero aprendí con el paso del tiempo que al final de cuentas, detrás de una sotana está en un ser humano, la sotana no hace santo a nadie, el hábito no hace al monje”, sostuvo.

“OBISPOS PREDICABAN EL SOMOCISMO”

Fíjense, la cúpula de la Iglesia Católica en Nicaragua, los obispos, todos eran somocistas, predicaban el somocismo, en nombre de Dios santificaban el somocismo, si, eran somocistas, y la mayor vergüenza”, aseguró el dictador.

Según Ortega su supuesto tío abuelo, Monseñor José Antonio Lezcano y Ortega bendijo a “las tropas yanquis” y sus armas.

Apareció el señor arzobispo, el primer obispo que tuvo este país, Monseñor José Antonio Lezcano y Ortega a bendecir a las tropas yanquis y a bendecir las armas. Cómo se le puede llamar cristiano a alguien que actúa de esa manera, yo me avergonzaba porque él venía siendo tío de mi padre y por lo tanto tío abuelo nuestro”, aseguró.

Ortega criticó que en los colegios católicos en los que estudió de niño “hablaban de las maravillas” del dictador Somoza y de su “gobierno”.

Obvió mencionar que lo mismo hace su régimen en los colegios públicos de Nicaragua, en donde hay fotografías de él y de su mujer Rosario Murillo y ensalzan su régimen, en un intento para adoctrinar a los estudiantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.