DestacadosNacionales

Dictadura impone otra alcaldesa en Ciudad Darío y pobladores piden explicaciones

*Voces Unidas

Se dice que la “electa” en las votaciones pasadas es señalada de corrupción por el mismo régimen que la designó y se encuentra en El Chipote. Abogado dice que debe explicársele a la gente y si hay corrupción, se debe seguir un procedimiento.       

El régimen de Daniel Ortega continúa irrespetando la autonomía municipal e imponiendo su voluntad, destituyendo alcaldes sin explicar a la población las razones y sin cumplir el debido proceso administrativo. Además de manera expedita imponiendo sustitutos, como ocurrió hace algunas horas en ciudad Darío, en el departamento de Matagalpa.

La población de este municipio no ha sido informada de lo ocurrido y piden saber lo qué pasó. “Aquí nadie comunica nada, nada sabemos, sólo que la señora ya no es más la alcaldesa”, dijo un ciudadano que milita en el partido de gobierno.                  

La semana pasada, desde El Carmen, la residencia de los dictadores, se orientó separar de su cargo a la alcaldesa de esta ciudad Lesbia Treminio, al vicealcalde Donald Treminio, con despido incluido para un trabajador de la comuna de Darío, Félix Treminio, hijo de la destituida alcaldesa.

Pide explicaciones

El lunes por la tarde, los dictadores ordenaron que en el cargo edilicio se ubicará a lo inmediato a la concejal Maritza Ruiz, una maestra de larga trayectoria en esta ciudad.   

No es posible que no sirva de nada que en Nicaragua haya una ley de Autonomía Municipal, procedimientos administrativos claros y concretos que aseguran que las autoridades cumplan con su papel para el que fueron electos y si fallaran en su gestión, pues se someten a ese proceso y lleva su tiempo, porque hay que investigar, auditar, enjuiciar, etcétera”, explicó un abogado local que pide expresarse bajo identidad reservada. 

En su opinión, esto es “un abuso del régimen”. “Estos señores creen que por dirigir el  gobierno central, sostener una serie de sospechas, carentes de pruebas y plagadas de suposiciones, puede destituir a una autoridad electa y separarla del cargo, como si fueran peones en un tablero de ajedrez. Eso es ilegal y todo acto que se le derive, es nulo de toda nulidad”, sentenció.

¿Por sus amistades? 

Según publicaciones periodísticas, la alcaldesa pudo ser destituida por una supuesta cercanía con el exvicepresidente Moisés Omar Halleslevens, el exjefe del Ejército que ya no cuenta con el visto bueno de la dictadura y que fue recientemente echado de sus oficinas en Managua. La otra presunción es nepotismo y corrupción.    

Si eso llegara a ser cierto eso de la amistad con el general ¿Cuál es el delito? Si es amigo de tal o cual político. Sobre el nepotismo es malo, es una acción ilegal cierto, pero si ahí está  el presidente, su esposa y sus hijos, todos en el gobierno. Un pésimo ejemplo, por cierto. Eso  no solo no es un secreto, ellos hasta lo celebran”, puntualizó el experto. 

Señaló que el problema es que poco se puede hacer, debido a que el país carece de un Estado de Derecho. “No hay a quien recurrir, la Policía que investiga, la Fiscalía que acusa y el Juez que sentencia y hasta el abogado defensor, todos obedecen las mismas órdenes. La indefensión es total y bueno, no se salvan ni los mismos compañeros militantes”, dijo el abogado.       

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.