Dificultad para acceder al agua potable incrementa riesgos de contraer coronavirus

La precaria situación de suministro de agua potable en algunos barrios y regiones de Nicaragua, entre ellos el denominado corredor seco, aumenta la vulnerabilidad de los ciudadanos ante la amenaza del COVID-19.

La expresidenta ejecutiva de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Ruth Herrrera, explicó al medio Voz de América que, el acceso irregular al agua potable, profundiza la vulnerabilidad de las familias ante la pandemia del nuevo coronavirus.

“En el caso de Nicaragua, siempre ha habido un déficit en el suministro de agua, tanto a nivel urbano como a nivel rural. Nicaragua efectivamente resulta más vulnerable que otros países que tienen mejor abastecimiento de agua porque ya tenemos un déficit mayor”, afirmó.

>> Países de Centroamérica cierran fronteras por el coronavirus. Nicaragua anuncia plan playa

Una de las recomendaciones fundamentales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para evitar el contagio del coronavirus es lavarse las manos constantemente.

Por eso, la exministra de salud Lea Patricia Guido resaltó la importancia de la higiene dentro de las medidas indispensables que cada persona debe tener para evitar contagiarse de este virus.

“La no existencia (de agua) aumenta poblaciones en riesgo, porque no tienen acceso a esa higiene básica que debe tener la población, y ene se sentido, las autoridades tienen que asumir su responsabilidad para eso”, señaló Guido.

Un reciente informe del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) sobre los protocolos sanitarios activados en los ocho países que integran la organización, destaca a Nicaragua como uno de los dos países más negligentes en materia de prevención de la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.