Documento de la CEN “es una absoluta vergüenza”, dice analista político Francisco Larios

El Dr. Francisco Larios, analista político y miembro de la organización ‘Congreso de Unidad de los Nicaragüenses Libres’, criticó fuertemente este viernes el “mensaje de adviento” publicado ayer por los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) en el cual no se refieren a la situación de persecución que vive la Iglesia católica en el país y el secuestro de más de diez religiosos por parte de la dictadura Ortega-Murillo.

Larios, quien abiertamente reprocha el papel de algunos líderes religiosos católicos nicaragüenses, entre ellos el del Cardenal Leopoldo Brenes, pues según considera “minimiza la tragedia que acontece a su Iglesia”, afirmó que el pueblo de Nicaragua debe “empezar a ser más crítico con las personas que visten hábitos”, pues “nadie es mejor porque vista un hábito y nadie es más cristiano porque sea sacerdote, obispo, cardenal o papa”.

Para el también escritor, el documento de la CEN en la que seis monseñores y el cardenal Brenes expresan su “preocupación” por la “crisis migratoria” y llaman a “hacer de Nicaragua un país de hermanos”, buscando “siempre hacer el bien, de forma que cada vez hablemos más como hermanos y dejemos fuera el individualismo”, es una absoluta vergüenza”.

Reproducen estos documentos que no son éticos, que causan dolor a feligreses, que son claudicantes moralmente y que tienen el efecto práctico de desmoralizar y abandonar a sus feligreses. No sé qué más puede decirse de un documento así”, manifestó Larios en entrevista con La Mesa Redonda.

Criticó que el documento no denuncia al régimen de Daniel Ortega. “En este documento la Conferencia Episcopal se lamenta del drama de la emigración, pero no hace referencia alguna a sus causas, y el resto es nada más lírica teológica. Estos señores (obispos) son en la práctica evangélicos políticos, son como los evangélicos que justifican su neutralidad diciendo que el que está en el poder lo puso Dios o que sus iglesias son nada más para hablar de cuestiones espirituales”, reprochó.

“Ahora parece que la Conferencia Episcopal católica de Nicaragua es la Conferencia Episcopal evangélica porque están haciendo lo mismo. Un documento con cero comentarios acerca de la realidad que vive su propia Iglesia, ni siquiera pueden ser solidarios con sus obispos perseguidos, con los sacerdotes y seminaristas presos, ya no digamos con los feligreses; es una absoluta vergüenza”, aseveró.

A juicio de Larios los obispos de la CEN “están fallando en su deber, no sirven a la causa de la libertad humana y a la causa de los derechos y valores que predican todos los domingos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.