Destacados / Nacionales · 12/02/2024

Dora María Téllez pide justicia por Hugo Torres, muerto hace 2 años bajo custodia orteguista

La exguerrillera Dora María Téllez demandó el domingo justicia por el histórico combatiente Hugo Torres, uno de los guerrilleros más audaces en la lucha contra la dictadura de Anastasio Somoza Debayle, quien murió hace dos años bajo custodia del régimen de Daniel Ortega.

Torres se encontraba detenido acusado de “traición a la patria” por su antiguo compañero de lucha, Daniel Ortega, a quien liberó de prisión.

Hugo Torres murió preso y Eddy Montes (un ciudadano estadounidense-nicaragüense) murió en la cárcel, y más de 350 personas, jóvenes, adultos, gente de todas las edades, de todo el país, fueron asesinados después de las protestas de abril de 2018”, señaló Dora María Téllez en un audio enviado a los medios.

Para Téllez, que participó el 22 de agosto de 1978 en el comando sandinista que tomó por asalto el Palacio Nacional e hizo rehenes a los legisladores afines a Somoza Debayle, derrocado el 19 de junio de 1979, “cualquier solución democrática que aspiremos para Nicaragua pasa necesariamente por la justicia con estos muertos”.

Hugo Torres (q.e.p.d.)

También con quienes han sufrido cárceles injustamente, con quienes han sido desterrados, desnacionalizados, exiliados, forzados a abandonar su país “que son miles y miles de nicaragüenses”, quienes han perdido propiedades, quienes están siendo perseguidos y acosados, y con los medios de comunicación, las ONG, los movimientos sociales y “todo aquello con lo que la dictadura ha arrasado”, agregó.

La justicia es esencial para una Nicaragua con democracia en el futuro”, remarcó Téllez.

Torres, que fue viceministro del Interior durante el primer Gobierno sandinista y estuvo a cargo de la seguridad del Estado, murió el 12 de febrero de 2022 a causa de una “enfermedad” no especificada aún por las autoridades.

El audaz exguerrillero murió como un preso político.

Al igual que Téllez, Torres se distanció de Ortega por la forma vertical y autoritaria en la que conducía el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y se sumó al antiguo Movimiento Renovador Sandinista (MRS), ahora llamado Unión Democrática Renovadora (Unamos), del cual fue su vicepresidente.