Dos años del incendio en la casa del barrio Carlos Marx y el crimen sigue impune

La mañana del 16 de junio de 2018, Nicaragua despertó con las atroces imágenes de un incendio en una vivienda de tres pisos en el barrio capitalino Carlos Marx, seis miembros de la familia Pavón Muñoz, entre ellos dos menores de edad, murieron calcinados.

El incendio y los cuerpos quemados de la familia Pavón Muñoz fue uno de los momentos más crudos que el pueblo nicaragüense presenció durante los meses más álgidos de las protestas contra el régimen de Daniel Ortega.

El incendio en la casa –que también funcionaba como una fábrica de colchones– fue provocado por paramilitares y policías que lanzaron dentro del inmueble cócteles molotov ante la supuesta negativa de la familia de dejar ingresar a los armados en el interior de esta para usar la azotea como trinchera.

Los muertos fueron Óscar Pavón, su esposa Maritza Muñoz, su hijo Alfredo Pavón y la mujer de este Mercedes Raudez, y los niños de ambos Daryeris de 2 años y Matías de 5 meses de vida.

El 16 de junio de 2018, paramilitares incendiaron la casa del barrio Carlos Marx / Foto cortesía

“Quemaron mi casa, la colchonería y toda mi familia está muerta, los niños, mis hermanos, mi mama. Quemaron mi casa. La quemaron, salí porque me tiré del balcón…. Mis padres, los mataron… pero maldigo a Daniel Ortega y a toda su familia y a toda su descendencia, los maldigo”, dijo Cinthia Pavón en una publicación en Facebook, aunque meses después se retractó de sus declaraciones.

El incendio fue apagado con la ayuda de los vecinos y el Benemérito Cuerpo de Bomberos, sin embargo la acción fue tardía debido a que la casa estaba rodeada de paramilitares que amenazaron a las personas que intentaron acercarse al momento del inicio de las llamas. La familia ya estaba muerta, y los niños murieron camino al hospital.

Los vecinos aseguraron en ese momento que si los grupos armados no hubieran permanecido en frente de la casa disparando a quienes intentaban auxiliar a las víctimas, probablemente ninguna de las personas hubiese muerto.

La familia fue enterrada en el cementerio Milagro de Dios, a las afueras de Managua.

Ataúdes de la familia Pavón Muñoz / Foto cortesía

Este crimen es uno de los más atroces que se han cometido en Nicaragua, y cual sigue impune. El abogado Gonzalo Carrión que en esa fecha laboraba para el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), y hoy en el exilio es presidente del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca+ Gonzalo recordó la fecha.

“Hoy el Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca+ le rinde homenaje a la familia, recordando que hoy exactamente hace dos años perdieron a seis seres queridos, que eran tres generaciones: abuelos, hijos y nietos. Nos los olvidamos porque además ese crimen de lesa humanidad está impune, no hay ni un solo detenido, ni un solo procesado, ni un solo condenado, ni una investigación”, manifestó Carrión.

https://www.facebook.com/LaMesaRedondaNicaragua/videos/1451612328359983/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *