Duro comunicado del Partido Comunista de Venezuela contra Nicolás Maduro por los comicios en Barinas: “Es la mayor estafa política contra el pueblo”

El Partido Comunista de Venezuela publicó un duro comunicado en el que acusó al dictador Nicolás Maduro de cometer delito y estafa en Barinas, agredir sistemáticamente el estado de Derecho y usar al Consejo Nacional Electoral (CNE) y al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para su ventajismo electoral.

El proceso electoral en el estado Barinas constituye la mayor estafa política contra el pueblo, sin precedentes en la historia contemporánea de nuestra entidad, ejecutada de manera vil por el gobierno y sectores de la derecha que forman parte del nuevo pacto de élites”, comenzó el escrito dado a conocer este martes.

Y siguió: “El gobierno nacional, como principal culpable de esta estafa, no tuvo otra opción que mandar a repetir los comicios a través de sentencia ordenada al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). La renuncia a la gobernación del ciudadano Argenis Chávez busca darle un poco de legitimidad a esta burla electoral. Lo más sensato que puede hacer este ciudadano es renunciar a toda posibilidad de ser candidato nuevamente para las elecciones del 9E-2022 (9 de enero)″.

Luego manifestó que, “a pesar de que nunca se conocieron los resultados oficiales sobre quién fue el ganador a la gobernación, dicho proceso sí arrojó un conjunto de elementos que corroboran varias hipótesis de obligatorio análisis, valoración y reflexión del pueblo en su conjunto”.

Y enumeró: “1) Se comprobó la falta de independencia de poderes del Estado venezolano como una verdad objetiva y una certera agresión a la democracia por parte del gobierno de Nicolás Maduro. En el pacto de México se impusieron criterios políticos por encima del bloque de legalidad constitucional, y las instituciones que conforman los poderes del Estado acataron de forma sumisa y complaciente estas decisiones mientras los resultados electorales le fueran mayormente beneficiosos al gobierno”.

El Consejo Nacional Electoral (CNE), el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el Ministerio Público (MP) y la Contraloría General de la República (CGR), se constituyen de hecho en instrumentos al servicio del ventajismo electoral en favor de la opción gubernamental, quitando de su camino todo aquel candidato o candidata considerados como amenaza a esos objetivos, encausando decisiones políticas consensuadas en el pacto de élites, a las cuales les daban apariencia de legalidad”, subrayó.

Y denunció: “El CNE ejecutó de manera ilegal y extemporánea la inhabilitación de catorce (14) candidaturas del Partido Comunista de Venezuela y la Alternativa Popular Revolucionaria (APR), pero habilitó de hecho a candidatos de sectores de la derecha que estaban inhabilitados desde el año 2017, por estar incursos en delitos muy graves de corrupción y traición a la patria, entre otros. Entre ellos, un oscuro personaje como Freddy Superlano, hoy sacado del juego al comprobarse que los resultados electorales no le favorecían al gobierno, tal como fue pactado”.

En un segundo ítem, el comunicado señaló: “Se comprobó la existencia de un nuevo pacto de élites entre el gobierno que preside Nicolás Maduro Moros y la derecha convenientemente dividida en dos bloques, Alianza Democrática y Plataforma Unitaria. Es un hecho notorio, público y comunicacional que los términos del proceso electoral son producto de los acuerdos suscritos entre las cúpulas del gobierno y esos sectores de la derecha, a espaldas de sus propias bases y del conjunto mayoritario del pueblo venezolano”.

En tercer lugar, el Partido Comunista venezolano expresó: “La flagrante y sistemática agresión al Estado de Derecho es uno de los mayores delitos del gobierno de Nicolás Maduro y sus aliados de la derecha, con mayor acentuación en los últimos dos procesos electorales. Hay que destacar la violación de derechos políticos, la criminalización de la protesta y la disidencia política”.

Por una parte, el partido de gobierno, Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), se benefició con el uso franco y abierto de los recursos del Estado, combustible, vehículos individuales y colectivos, sistema de telecomunicaciones y medios públicos, logística, computadores, oficinas públicas, instituciones educativas de todos los niveles y modalidades, organismos de investigación y seguridad del estado, para llevar a cabo la campaña electoral. Mientras que los sectores de la derecha partícipe en el pacto de élites, disponían del usufructo de activos de Venezuela en el extranjero secuestrados por ellos con el apoyo del gobierno imperialista de los Estados Unidos, caso Monómeros, Citgo y dinero del estado venezolano en bancos de Europa. Ambos casos configuran el delito de peculado de uso”, añadió.

Por último, en un cuarto punto, indicó: “El actual Gobierno del estado Barinas hoy cuenta con el rechazo de la mayoría del pueblo barinés, que se expresó de manera directa con su participación minoritaria en el proceso electoral y con una gran abstención”.

Ambos sectores tienen el repudio de las mayorías, tanto al candidato oficialista como al candidato de los sectores de la derecha. Ambos están inhabilitados, ética, legal y moralmente para ejercer cargos de elección popular”, concluyó.

Las nuevas elecciones para definir al gobernador de Barinas

Luego de que la Sala Electoral del TSJ decidiera dejar sin efecto las elecciones regionales realizadas el pasado 21 de noviembre en Barinas, uno de los principales bastiones del chavismo, el CNE anunció este martes que los comicios en esa región del occidente de Venezuela se repetirán el próximo 9 de enero.

La decisión fue tomada luego de que los rectores y la rectora conocieran la sentencia de la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), emitida el lunes sobre una acción de amparo constitucional admitida por esa instancia judicial”, informó el CNE en sus redes sociales.

Las autoridades electorales, afines a la dictadura de Nicolás Maduro, indicaron que el cronograma electoral será publicado este miércoles. Asimismo, “la campaña electoral de este proceso se llevará a cabo en el período comprendido entre el 22 de diciembre y el 6 de enero de 2022″.

El CNE adelantó que para la elección a gobernador de Barinas “será utilizado el mismo Registro Electoral de las elecciones Regionales y Municipales del pasado 21 de noviembre”.

“El cronograma también prevé la realización de cuatro auditorías, la de archivos de configuración de máquinas de votación; de producción de máquinas de votación; de puesta cero de los centros nacionales de totalización; y de telecomunicaciones”, detalló el comunicado del Consejo Nacional Electoral.

La medida dictada por la Sala Electoral del TSJ tuvo lugar el mismo día que el régimen chavista decidió “inhabilitar para el ejercicio de cualquier cargo público al ciudadano Freddy Francisco Superlano Salinas”, el candidato opositor quien reclama la victoria electoral en el estado Barinas.

La decisión del TSJ se debe a que los comicios del 21 de noviembre arrojaran un ajustado resultado entre el chavismo y la oposición. Las proyecciones consignadas por el CNE dan un porcentaje de votos a favor de Superlano, del 37,60% con respecto al 37,21% de votos obtenidos por el candidato Argenis Chávez, hermano de Hugo Chávez.

En la sentencia, el TSJ dejó sin efecto todos los procedimientos y actos celebrados conforme al Cronograma Electoral, en el proceso realizado en el estado Barinas.

En estas nuevas elecciones de enero, Superlano no podrá inscribirse como candidato dada la inhabilitación impuesta por la dictadura, en vista del resultado que lo favorecía para convertirse en el nuevo gobernador de Barinas.

*Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *