EEUU confirma que mantiene “comunicación bilateral” con el régimen de Daniel Ortega

El gobierno del presidente Joe Biden admitió este viernes que mantiene “una comunicación bilateral” con el régimen de Daniel Ortega en Nicaragua, un día después de que el diario estadounidense The New York Times informara que Laureano Ortega Murillo, hijo del dictador, habría intentado buscar un acercamiento con Washington para conseguir el fin de las sanciones.

No comentaremos sobre interacciones específicas entre el gobierno de EEUU y el régimen de Ortega-Murillo, pero mantenemos un rango de comunicación bilateral con el régimen, y continuaremos presionando por la liberación de los presos políticos”, dijo a la Voz de América un portavoz del Departamento de Estado.

La fuente aseguró que la “liberación inmediata de los presos políticos (…) sigue siendo una de las principales prioridades de Estados Unidos en Nicaragua”.

Señaló que estos fueron detenidos y procesados “por querer nada más, y exigir nada menos, que democracia, justicia y respeto por los derechos humanos”.

El portavoz del Departamento de Estado agregó: “Si bien permanecemos abiertos a discusiones francas sobre los pasos para regresar a las normas democráticas y el respeto por los derechos humanos en Nicaragua, el régimen de Ortega-Murillo no ha mostrado seriedad en su propósito hacia un diálogo genuino”.

Esto ocurre a cinco años de que Estados Unidos impusiera las primeras sanciones en contra funcionarios del régimen orteguista.

En enero, el portavoz del Departamento de Estado dijo a la Voz de Américaque Estados Unidos estaba dispuesto a apoyar un proceso de negociación con el régimen de Ortega para buscar una salida a la actual crisis política, aseguró el jueves el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

El acercamiento de Laureano Ortega, quien ocupa el papel de “asesor de la presidencia para las inversiones”, ocurre en momentos en que Estados Unidos lidera la posición de países de occidente en apoyo de Ucrania tras la invasión de Rusia que comenzó el 24 de febrero.

Algunos analistas consultados por la VOA sostienen que el acercamiento que estaría intentando el hijo de Ortega buscaría que la guerra en Ucrania no generara un daño directo a la economía nicaragüense, ya golpeada por la pandemia y por las sanciones que las antecedieron.

Ellos ante la duda sobre qué estaba pasando en Ucrania y el tipo de sanciones [que se aplicaron], iniciaron un acercamiento para tener opciones, pero después valoraron que no era momento y lo que hemos vivido ahora es una radicalización”, dijo a la VOA el exdiputado nicaragüense Eliseo Núñez.

No obstante el régimen de Ortega pudo haber cambiado por dos opciones, afirmó.

Una valoración autónoma de parte de Ortega de que podía aguantar más tiempo sin necesidad de negociar, o realmente los rusos ejercieron el poder de intervención que ya deben de tener en el régimen”, afirmó Núñez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.